Nvidia,conocida por sus procesadores gráficos, creó el corazón de la flamante consola portable de la firma japonesa (la Nintendo Switch puede usarse como tableta portátil o conectada a un televisor), que saldrá a la venta en marzo próximo. Según explicó la compañía, tiene un procesador Tegra X2 (una versión actualizada del Tegra X1 que usa en su línea Shield de dispositivos para videojuegos) con seis núcleos (cuatro Cortex A57, como los de un smartphone de gama media, y otros dos más poderosos, con la posibilidad de reproducir contenido en 4K).

No es mucho más lo que se sabe, salvo que Switch usará NVN, un software especialmente diseñado por la compañía para correr gráficos de alta resolución reduciendo el impacto que tiene en el procesador (un elemento vital para un dispositivo que debe funcionar como una consola portátil, y del que se espera una autonomía de entre 3 y 5 horas).

Nintendo confirmó que la base sólo sirve para cargar el equipo y vincularlo con un televisor, y que no será compatible con juegos de 3DS o Wii U, ya que usa un procesador con una arquitectura diferente. Pero sí dará soporte a los Amiibo, las figuras coleccionables que activan funciones extra en diversos juegos; también, que será compatible con el motor del Unreal 4, lo que promete títulos en primera y tercera persona de gran calidad gráfica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia