Las estafas con tarjetas de crédito registraron una nueva modalidad y, si bien los usuarios pueden no darse cuenta al momento de ser víctimas, hay una serie de pasos que pueden ayudar a evitar el delito o a darse cuenta a tiempo de actos delictivos.
-Nunca dar la clave de seguridad de la tarjeta en compras por internet por más que la página parezca seria. La excepción es al hacer un pago telefónico de algún servicio de luz, gas, etc.
-Revisar todos los meses el resumen de cuenta, ya sea papel electrónico para notar las posibles irregularidades.
-Llevar un recuento generalizado de las compras o pagos hechos con la tarjeta.
-En caso de recibir resúmenes de cuenta con altos costos por pagar recordar si cometió el error de haber revelado su clave de seguridad en algún momento.
-Si está seguro de no haber revelado la clave de seguridad, ver las fechas en las que se realizaron las compras sospechosas y recordar los lugares inmediatos anteriores en los que usó la tarjeta y comunicarlo a la Policía y la Justicia. Conforme la tecnología evoluciona y se aplican a la vida cotidiana, estamos en mayor riesgo de ser víctimas de alguna estafa, pues inconscientemente proporcionamos información confidencial, o incluso la hacemos pública, pudiendo ser utilizada por personas con malas intenciones. Hacer la denuncia policial y judicial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora