• Comer despacio, masticar bien y dejar los cubiertos entre bocado y bocado.
  • Romper con conductas automáticas (comer viendo televisión, por ejemplo).
  • Dar tiempo a las señales de saciedad (pasan 30 minutos desde el momento en que iniciamos una comida hasta sentirnos satisfechos).
  • Los alimentos que tienen muchas calorías, comerlos poco y despacio.
  • Preferir las preparaciones sencillas, por ejemplo: carne a la plancha, vegetales crudos o al vapor, pastas al fileto o con trozos de vegetales.
  • Preparar las cantidades justas de alimentos y llevar los platos servidos a la mesa. Evitar las fuentes en la mesa.
  • Evitar el pan en la mesa.
    La alimentación debe ser variada, baja en grasas, azúcares y almidones (pastas, pan, galletitas, arroz, (harinas en general) y rica en fibras (vegetales, frutas). Los lácteos deben ser descremados y las carnes magras (sin grasa).
  • A veces quedarse con un poco de apetito significa estar bajando de peso, pero quedarse con "mucha hambre" podría poner en peligro su tratamiento para adelgazar (puede llevar a la impulsividad ("atracón") por las comidas.
  • Respetar el desayuno, almuerzo, merienda y cena. Si van a pasar más de cuatro o cinco horas sin comer, utilizar una colación (alimento con pocas calorías).
  • Los vegetales y frutas son el mejor aliado: incluirlos en todas las comidas.
  • Cuando se prepara una ensalada, además de una buena cantidad de verduras, incluir pequeñas porciones de proteínas: clara de huevo cocida, pollo (pechuga), carne magra, atún, kani kama o queso sin grasa.
  • Consumir siempre líquidos sin calorías: preferentemente agua o soda sola o con jugo de limón.
  • Las infusiones (té, café, mate) mejor si no tienen agregado de endulzantes.
  • Evitar comer directamente desde un envase.
  • Para cocinar, mejor el rocío vegetal. No consumir más de dos cucharas chicas de aceite por día. Condimentar con vinagre, aceto balsámico, jugo de limón o salsa de soja.
  • Utilizar cortes magros de carne y recortar toda la grasa visible, preferentemente antes de la cocción. Quitar la piel del pollo antes de cocinarlo. Utilizar jugo de limón, condimentos (mostaza, por ejemplo) y hierbas a gusto.
  • Para usar carnes picadas, comprar el trozo entero de carne magra y hacerla picar.
  • Para realizar hamburguesas caseras o pan de carne, utilizar claras de huevo para unir, salvado de avena y condimentos a gusto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Carlos Federico Flores
Carlos Federico Flores · Hace 8 meses

Hay que dejar la carne. Todo vegetales. Nada de azúcar.


Se está leyendo ahora