Un grupo de adolescentes, uno integrado por abuelos de un centro de jubilados, pasando por docentes, tienen algo en común: la necesidad de comunicarse desde un lugar más amigable, desde el respeto por la diferencia, desde la consideración por el otro. Esto, que dicho así suena básico, es una tarea de envergadura monumental en el día a día.
Esta es la tarea primordial que se plantea la Escuela de Recreación Libre de Salta desde hace dos años, con una herramienta que muchos han perdido en el camino: el juego. El trabajo fundamental de este grupo de jóvenes profesionales es la interpelación a los integrantes de una comunidad desde lo lúdico y no necesariamente se trata de adolescentes, a veces los adultos son los que más tienen que "animarse a jugar", para lograr reconocer las habilidades y los límites que cada uno tiene.
Los adultos también juegan
Un grupo de docentes sentados en ronda escucha las consignas que plantean los recreólogos Luciano "Lucho" Mercado, un cordobés que hace tiempo vive en Salta, y Julieta Álvarez. Sosteniendo la mirada y con delicada firmeza presenta lo que se va a hacer en ese espacio de juego y reflexión.
El lugar está lleno de papeles de colores, globos, fotos, es un ambiente de alegría. Todos están algo asustados y no es para menos, los docentes están acostumbrados a estar frente al aula impartiendo conocimientos y estableciendo las normas de convivencia. El cambio de rol, ahora en un espacio de igualdad, los desacomoda un poco. Entre los variados juegos hay algunos que dan más lugar a la intimidad: por ejemplo, observar una foto y comentarle a un compañero lo que despierta en él y escuchar lo que el otro tiene para decir, como también otras en las que definitivamente hay que poner el cuerpo, "exponerse".
En primera persona
"Desde la Escuela de Recreación Libre de Salta lo que hacemos es acercarnos a las diferentes problemáticas desde un abordaje sociocultural, pedagógico y comunitario", le contó a El Tribuno Julieta Álvarez.
La Escuela de Recreación está integrada por profesionales muy jóvenes, de entre 20 y 35 años, entre ellos profesores de educación física, psicólogos, comunicadores sociales, asistentes sociales y educadores, pero todos enfocados en la recreología. "Con la recreación se puede llegar a cualquier grupo o personas que se interesan en participar libremente de las actividades que se proponen", dice Julieta.
Ninguna actividad es obligatoria porque la libertad es clave en estos encuentros. Este grupo de profesionales liderados por Luciano Mercado, recreólogo, es convocado por distintas instituciones en las que sus integrantes necesitan conectarse desde otro lugar que no sea el cotidiano. Esto permite descubrir o redescubrir "al otro". Pero, por supuesto, los que se dejan descubrir.
"También estamos trabajando con adultos mayores, con profesionales de salud mental y con jóvenes y adolescentes. Estamos yendo a escuelas con un abordaje completo y que nos atraviesa", agregó.
Uno de los desafíos más importantes que les toca enfrentar es hacer que los jóvenes acepten al otro con su diferencias y sus realidades. Aprendiendo sobre los límites y el respeto a través del juego.
El trabajo con los mayores
Una de las experiencias con los adultos mayores es la que están realizando en el Centro de Jubilados de Vaqueros. "El juego se transforma en una herramienta que facilita la recuperación de la memoria, se activan los relatos orales Se puede aprender y rescatar muchas cosas que están olvidadas", dijo Julieta. "Se trata de poner el cuerpo que es, de alguna manera, el permiso que nos damos de movernos, en un sistema que nos enseñó que tenemos que estar quietos mirando al frente", agregó haciendo referencia al sistema educativo tradicional. "A veces nos quedamos con una serie de cuestionamientos, pero lo importante es ver que se establecen vínculos", continuó.
Red de recreólogos
"Entre todas las escuelas que trabajamos en recreación hemos conformado una red. En estos momentos se encuentran en Neuquén, en una ronda de recreación, donde aparte de compartir las experiencias que tienen los grupos que vienen de diferentes regiones, también se capacitan. Dentro de unos días se hará un encuentro en Mendoza, que se llama Embrollo del Juego que también es una ronda de recreación comunitaria. La carrera de recreólogo se dicta en el Instituto de Tiempo Libre y Recreación en Buenos aires y depende del Ministerio de Educación de la Nación. Luciano Mercado, Julieta Beltramino, Rocío Liveli, Germán Rittner, Nuria Mazza, Nicolás Cavándoli y Fernanda Mussini y Julieta Álvarez, son los integrantes de la Escuela de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora