*

Construyen el camino de acceso para el telescopio de la Puna
En las inmediaciones de Alto Chorrillos, sobre la ruta nacional 51, se inició la construcción del camino de acceso al observatorio binacional con el que Argentina y Brasil llevarán adelante estudios solares e investigaciones astronómicas de relieve mundial.
El camino especial se desprenderá desde la ruta 51 y subirá, con un trazado de 7 kilómetros, hasta el sitio de emplazamiento del radiotelescopio LLAMA. El lugar elegido está a 20 kilómetros al oeste de San Antonio de los Cobres, en línea recta, y a 4.790 metros de altura sobre el nivel del mar.
Los trabajos viales y de nivelación de los terrenos que ocupará el complejo costarán cerca de $20 millones.
Las obras fueron licitadas por la Fundación Capacitar del NOA, que interviene como unidad de vinculación tecnológica del proyecto, y adjudicadas a Constructora Norte, empresa que deberá tener finalizados los trabajos en marzo de 2017, según el plazo de ejecución acordado.
Mientras tanto, técnicos del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) avanzan con los últimos relevamientos, mediciones y controles para el definitivo diseño e instalación de las fundaciones del observatorio radioastronómico, su usina y las obras complementarias.
Fuentes del proyecto señalaron a El Tribuno que la Provincia comenzará a construir, en breve, el Centro de Apoyo Logístico de San Antonio de los Cobres y las obras de aprovisionamiento eléctrico, con un presupuesto del orden de los $17 millones.
Un diámetro de 12 metros

"La construcción del camino de acceso y las obras de nivelación marcan un hito importante en la concreción y puesta en marcha del proyecto", José Germán Viramonte, referente científico.
LLAMA (acrónimo de Large Latin American Millimeter Array) es un emprendimiento en el que organismos científicos argentinos y brasileños invertirán cerca de 18 millones de dólares.
Con un diámetro de 12 metros, la antena radiotelescópica de Alto Chorrillos ayudará a ampliar investigaciones sobre el origen del universo, los agujeros negros y galaxias lejanas. También permitirá estudiar los procesos de formación de estrellas y planetas, en complementación con otros megacomplejos radioastronómicos del norte chileno, como Alma y APEX.
LLAMA, el emprendimiento científico tecnológico más importante del Mercosur, pondrá a la Puna salteña en los primeros planos de la astronomía mundial.
El observatorio de Alto Chorrillos, que también será un avanzado campo de investigación y prueba para las radiocomunicaciones en altas frecuencias, aportará a San Antonio de los Cobres un atractivo adicional que mejorará, de modo sensible, la oferta turística de esa localidad andina.

Una superantena alemana

La antena que se instalará en Alto Chorrillos fue construida en Alemania, por la empresa Vertex, con financiamiento brasileño.
Las piezas de las fundaciones pesan 130 toneladas y comenzaron a llegar a San Antonio de los Cobres en octubre de 2015.
Por sus características, el observatorio de la Puna salteña operará como polo complementario de otros radiotelescopios del norte chileno.
En junio último, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación liberó 3,8 millones de dólares para financiar la construcción del camino de acceso y las obras complementarias.
Argentinos y brasileños
LLAMA es un proyecto astronómico que financian la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica de Argentina y la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Brasil). También participan el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR), el Conicet y la Universidad Nacional de Salta (UNSa). Los apoyos de la Provincia se canalizan a través del Ministerio de Educación, la Secretaría de Ciencia y Tecnología, Recursos Energéticos y Mineros de Salta (Remsa), la Dirección de Vialidad y la Fundación Capacitar del NOA.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...