Además de los multitudinarios nombramientos a pase a planta permanente, el próximo intendente capitalino, Gustavo Sáenz, deberá lidiar con los contratos de locación que heredará de la actual gestión.
Desde Recursos Humanos de la Municipalidad, preparan los contratos de locación de servicio para 57 empleados que se desempeñan bajo la figura de Agrupamiento Político (AP). Los primeros beneficiarios de esta medida fueron siete trabajadores de mantenimiento del balneario Carlos Xamena, quienes ayer al mediodía firmaron sus contratos, que les otorga mayor estabilidad laboral y la posibilidad de obtener adicionales por trabajo insalubre y el pago de horas extras.
Ricardo Villada CONCEJAL "Engrosar la planta de empleados de la Cooperadora Asistencial hará que haya menos recursos para la gente que más los necesita".
La firma de contratos seguirá con trabajadores de los cementerios y otras dependencias municipales.
El subsecretario de Recursos Humanos, Gustavo Serralta, explicó a El Tribuno que las contrataciones vencen el 31 de diciembre y será el nuevo jefe comunal quien decida si es que les renueva sus puestos laborales. "Nos estaríamos perjudicando a la nueva gestión, porque los contratos vencen a fin de año", consideró el funcionario.
Otras fuentes consultadas sostuvieron, sin embargo, que la renovación de los contratos de locación es automática, a menos que haya observaciones del Tribunal de Faltas o desde el área de Personal sobre los trabajadores beneficiados con esta medida, adoptada a 35 días de que el intendente Miguel Isa termine su mandato de 12 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora