Los controladores aéreos que forman parte de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) levantaron la asamblea que realizaron y que provocó demoras y cancelaciones de vuelos en Ezeiza y Aeroparque.
Hace poco, otra medida de fuerzas de parte de trabajadores de otros sectores de la actividad afectó también el transporte aéreo.
La gente que volvía de sus vacaciones a ciudades del interior se vio impedida de llegar en tiempo y forma, al igual que otros que comenzaban sus descanso y querían viajar a Mar del Plata.
Intimación
Los trabajadores decidieron cumplir con sus tareas habituales tras la decisión del Ministerio de Trabajo de recibirlos en audiencia.
Voceros de las compañías aéreas aseguraron que en el transcurso de ayer tarde, los servicios se fueron normalizando paulatinamente.
Los controladores se mantuvieron en asamblea en el Aeroparque y decidieron un quite de colaboración desde las 7 y hasta poco después de las 10 de ayer. En esa estación aérea, se habían cancelado vuelos a Mar del Plata, Neuquén, Córdoba y Posadas y se registraban ocho partidas de vuelos con demoras.
La protesta fue decidida hace una semana, e incluyó quite de colaboración en todas las torres de control de los aeropuertos del país.
ATE reclama al Gobierno nacional discutir la política de tránsito aéreo, el pago de compromisos salariales preexistentes, el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo y el paso a planta permanente de los contratados.
En las últimas horas, el sindicato envió una carta al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a través de la cual indicó que "en virtud de la medida de fuerza a realizarse y con la clara intención de mantener los niveles de seguridad operacional óptima, se considera necesario informar en tiempo y forma a los usuarios del servicio de navegación aérea, dejando constancia que en toda situación se garantizará la prestación de los servicios mínimos esenciales".
Reprogramación
La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) ordenó la reprogramación del 20% de los vuelos que operan desde el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.
No habrá despidos en Aerolíneas
La presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, advirtió ayer que la situación financiera de la compañía es "grave" y necesitaría unos 15.000 millones de pesos para ponerse al día, pero prometió que no habrá despidos ni rebajas de sueldos a pesar de ese cuadro complejo.
Costantini dijo que en su primer mes de gestión ya logró reducir el déficit en unos 90 millones de dólares suprimiendo cuestiones del área comercial, y ratificó que "los empleados y los sueldos no se tocan".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora