*

Controversia por las obras de recuperación de la casa de Güemes
Las obras de restauración y reconstrucción de la casa donde vivió el general Martín Miguel de Güemes, entre 1789 y 1815, están en su etapa final. En este marco surgieron controversias a partir del planteo que viene realizando un grupo de patrimonialistas de Salta que considera que para la ejecución de los trabajos no se respetó el diseño original de los interiores ni la fachada del inmueble, ubicado en la calle España 730. A este cuestionamiento se sumó también el Instituto Güemesiano, que se quedará sin el espacio que ocupó hasta agosto de 2014 en la histórica casona.
Desde la Dirección de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbano de Salta (DiPAUS), que tuvo a su cargo la realización del proyecto, se expresó que a pesar del precario estado en que se encontraba la vivienda, se trató de aprovechar al máximo todos los elementos relacionados con el valor patrimonial. "El proyecto de obra fue aprobado y supervisado por la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos, de manera tal que nada se hizo al azar", dijo aEl Tribunoel subsecretario dePatrimonio Cultural, Diego Ashur Más.
Diego Ashur Más SUBSEC. DE PATRIMONIO Pusimos todo nuestro empeño para no alterar la integridad y la autenticidad de la casa. La restauración del primer patio confirma lo que afirmo. No pudimos hacer lo mismo en el segundo patio porque estaba muy deteriorado.
El grupo de patrimonalistas que se identifica como "Nuestra Salta de ayer" publicó en su página de Facebook un comunicado a través del cual sostiene que la fachada original de estilo colonial "pasó a tener un lenguaje italianizante" y que lo propio ocurrió con la estructura interior "porque no se respetaron los planos". Advierte que la documentación histórica existente no ha sido consultada para la elaboración del proyecto, porque de haberlo hecho hubiera permitido reconstruir el inmueble en toda su dimensión a partir del siglo XVIII en que se lo construyó. Al respecto, Ashur Más dijo que nada de lo que sostuvo el grupo se ajusta a la verdad y lo expresó en estos términos: "El estado en que se hallaba la casa hizo imposible reconstruirla en su estado original, sobre todo teniendo en cuenta las modificaciones que le hicieron a lo largo del tiempo. Encontramos materiales y diseños de los siglos XVIII, XIX y XX, y lo que hicimos fue respetar esos cambios porque todo forma parte del valor histórico".

"Voltear no es restaurar"
La presidenta del Instituto Gúemesiano y directora de Archivo y Biblioteca Históricos de Salta, Ercilia Navamuel, coincidió en un todo con el pronunciamiento de los patrimonialistas. "Voltear no es restaurar y lo que hicieron en la casa de Güemes fue derribar paredes, destruir pisos y otras cosas, sin tomar en cuenta el valor patrimonial del inmueble", expresó la catedrática y reconocida historiadora salteña. Navamuel fue categórica en sus expresiones al denunciar que desaparecieron elementos valiosos, entre los que citó las estructuras del aljibe que se encontraba en el segundo patio de la casa. "En los planos que entregué al DiPAUS figura el aljibe con el contorno de piedra y el arco de hierro que servía se sostén para la extracción de agua", dijo. Y agregó: "No discuto que se haya tapado el aljibe, pero la estructura tendría que haberse mantenido".
Ercilia Navamuel INSTITUTO GÜEMESIANO Si la casa de Güemes va a ser un museo, el Instituto Gümesiano debe estar en ese lugar donde estuvo funcionando hasta mediados de 2014. Voy a insistir ante el gobernador Urtubey para que se cumpla el pedido que le hice oportunamente.
Birmania Giles, una de las arquitectas del DiPAUS que trabajó en el proyecto de recuperación de la casa de Güemes, negó en forma terminante la existencia del citado aljibe. "No descartamos que haya habido un aljibe, pero cuando inspeccionamos el lugar no había ningún vestigio de nada", manifestó la profesional. Ashur Más explicó que en el segundo patio hubo que reconstruir prácticamente todo. "El lugar estaba cubierto por una tupida vegetación y las habitaciones fueron aplastadas por la caída de un árbol", dijo. Indicó que se recuperaron parte de los adobes y tejas y que éstas fueron sometidas a un proceso de lavado para utilizarlas en la reconstrucción.
Respecto al primer patio, Ashur refirió que se hizo un importante aprovechamiento de la construcción original. "Hicimos una restauración de lo que estaba deteriorado y lo que reconstruimos fue una pared que había sido derribada por quienes explotaron el lugar como comedor", graficó. En relación con las críticas de los patrimonialistas, el funcionario señaló que "hasta ahora nadie nos vino a plantear estas cosas, pero tenemos las puertas abiertas para recibirlos".


casa de guemes1.jpg
Las obras interiores del inmueble están en su etapa final.
Las obras interiores del inmueble están en su etapa final.

Confirman que será un museo
A través de audiovisuales reconstruirán la vida del general Güemes. "Museo Güemes" será el nombre que identificará a la casona donde vivió el héroe gaucho, cuya inauguración está prevista para el último trimestre de este año. Si bien se desconocen detalles del montaje del museo, se sabe que tendrá 10 salas en las que se proyectarán audiovisuales con una reconstrucción virtual de la vida del general Güemes desde su niñez, su paso como cadete del Colegio Militar, su protagonismo durante las invasiones inglesas y las diversas batallas que comandó como custodio de la frontera norte del país. "La idea es mostrar lo que fue Güemes en vida, pero también la dimensión que alcanzó a partir de su muerte", expresó Diego Ashur Más. Dijo que "esto no solo servirá para los turistas, sino para los propios salteños que no conocen en detalle lo que fue la gesta de nuestro héroe gaucho". La casona de España 730 pertenecía a don Juan Manuel Tejada y fue ocupada como oficina de las reales cajas, a cargo de Gabriel Güemes Montero, padre del héroe gaucho. El inmueble tenía un tercer patio con salida a la avenida Belgrano, donde Güemes fue herido de muerte.
Consultado sobre el pedido de Ercilia Navamuel para que el Instituto Güemesiano tenga un lugar, Ashur lo descartó con el argumento de que con todo el montaje que están haciendo para el museo no habrá espacio. Sin embargo Navamuel manifestó que insistirá ante el Gobernador Urtubey para revertir esta situación. El instituto estuvo funcionando en la casona hasta mediados de 2014, pero por las obras de remodelación tuvo que desocupar el lugar. Esta fuente de consulta de todo lo relacionado a la gesta de Güemes se quedó sin un espacio físico donde funcionar. La valiosa bibliografía que posee, los cuadros, muebles, murales, la manta que perteneció a Macacha Güemes y otros bienes están apilados en una sala contigua al despacho de Navamuel en la Biblioteca y Archivo de la Provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...