Con severas críticas al rol que cumplen los estados y los organismos de control en la protección de los periodistas durante el desarrollo de su actividad, finalizó ayer la 72ª Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que reunió en México a más de 450 directores de medios y periodistas, quienes deliberaron durante cinco días en torno del comportamiento de la libertad de prensa en el hemisferio occidental.
En el documento final de las conclusiones de la asamblea, la SIP hizo notar que "doce periodistas asesinados desde abril de este año, junto a muchos otros que han sido víctimas de hostigamiento, de agresiones físicas y de amenazas de muerte, dan cuenta del peligro que significa hoy el ejercicio del periodismo en nuestro hemisferio. Se siguen acumulando -advierte el texto- asesinatos sin que sus autores hayan respondido ante la Justicia, lo que implica que existe un alto número de casos que han ido quedando en absoluta impunidad. De este modo, queda claro que existe escasa protección y una nula respuesta por parte del Estado ante estas situaciones extremas. Solo en México se han producido siete de estos crímenes en este período, y ya hay 118 asesinatos y 20 periodistas desaparecidos en ese país desde el año 2000. En Colombia se han superado en ese lapso los 100 asesinatos sin resolver, y en Brasil las cifras no son muy diferentes".
Un video de los periodistas que fueron asesinados durante el 2016 conmovió a la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El video fue producido por Edith Medina y Valeria Guerra, estudiantes de Periodismo del Instituto Tecnológico de Monterrey, México, que además realizan una pasantía en la sede de la SIP en Miami, Estados Unidos.
"Estos casos representan la punta del iceberg respecto de la libertad de expresión, puesto que se llega a matar a un periodista después de amenazarlo, hostigarlo y agredirlo. Las amenazas intimidatorias a los periodistas y a los editores de periódicos se producen en Bolivia, Colombia, Ecuador, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Panamá y Venezuela", denuncia la SIP y aclara que "los amedrentamientos provienen de los narcotraficantes, de las bandas criminales, pero también de autoridades locales, nacionales y militares. Con la tímida reacción de las autoridades de gobierno, cuando no de su activa participación en la intimidación de los periodistas, se va creando un clima propicio para la agresión y, eventualmente, el asesinato de los periodistas".
Las conclusiones de la asamblea notaron que "se observa en estos años un aumento de la interferencia con el trabajo periodístico, al obligar a los reporteros a participar como testigos en muchos procesos judiciales y, en algunos casos, intentando forzarlos a que revelen sus fuentes", mientras que "en varios países la máxima autoridad del gobierno se ha inmiscuido en las tareas periodísticas, sea querellándose contra periodistas o criticándolos directamente. En muchos otros, como Costa Rica, Nicaragua, México y Bolivia, la publicidad oficial o estatal se utiliza para premiar o castigar a los medios según las informaciones que divulguen. Y aún subsisten en varios países fuertes restricciones en el acceso a la información pública".
Incluso "en Cuba la aparición de medios independientes inquieta al Gobierno, que aumentó la represión en su contra y, en forma más marcada aún, reprime a los periodistas-
ciudadanos. En Venezuela se ha deteriorado aún más la situación de la prensa independiente, que sufre de graves agresiones, robos de equipos e insultos de los gobernantes".

Ciberataques

La tecnología tuvo este año un protagonismo importante en las deliberaciones. El documento final de la SIP explica que "junto a los obstáculos tradicionales que debe enfrentar la prensa para desarrollar libremente su tarea de informar, se sumaron nuevos desafíos. Los ataques cibernéticos en contra de algunos medios han adquirido un carácter alarmante. Sea mediante hacking, creación de cuentas falsas en las redes sociales o creación de páginas apócrifas, los medios están expuestos a nuevas formas de obstrucción de su trabajo. Deben prepararse y defenderse, por tanto, de esta nueva amenaza a la libertad de expresión que ya está afectando en forma seria a los medios".

Derechos y censura

La SIP alertó además que entre las "nuevas clases de amenazas surgió la creación de un pretendido derecho, el derecho al olvido. Como consecuencia de las resoluciones judiciales de un tribunal europeo, aparecieron numerosas iniciativas legales en el continente que procuran regular esta materia, que fácilmente se puede transformar en una nueva forma de censura. Ya se presentaron casos en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Panamá, y en algunos de estos países se ha hecho una interpretación arbitraria de lo sucedido, que ha quedado de manifiesto en proyectos de ley que buscan regular este supuesto derecho, permitiendo que las personas disconformes con alguna noticia puedan eliminarla. El potencial de censura de una iniciativa semejante es inmenso, como lo son también las complejidades de su aplicación", denunció la SIP.

Primer presidente digital

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) anunció a sus nuevas autoridades para el período 2016-2017, elegidas durante la 72ª Asamblea General en México.
El director senior y gerente general de Deseret Digital Media (DDM) de la ciudad de Salt Lake City, Matthew Sanders, sucede en la presidencia de la SIP a Pierre Manigault, del periódico The Post and Courier, de Chalreston, Carolina del Sur.
El presidente honorario vitalicio de la organización es Scott Schurz, del Herald-Times de Bloomington, Indiana, EEUU.
Sanders es el primer presidente de la SIP que pertenece a un medio no impreso en papel. La empresa DDM consiste de una red de colaboradores en 50 estados en EEUU y 50 países en donde se han generado más de 75.000 artículos y más de mil millones de páginas vistas en todos sus sitios web.
También forman parte de las autoridades elegidas Juan Luis Correa, Mundo Social, Panamá, como vicepresidente primero; María Elvira Domínguez, El País, Colombia como segundo vicepresidente; Christopher Barnes, The Gleaner, Jamaica, tesorero y Bartolomé Mitre, La Nación, Argentina, secretario.
El director ejecutivo de la SIP es Ricardo Trotti.
Además, la Junta de Directores de la SIP renovó las dos terceras partes de sus miembros para el período 2016-2018, entre quienes figura el director de El Tribuno, Sergio Romero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora