El nuevo periodo que inició el municipio oranense pretende introducir cambios fuertes, basados particularmente en escuchar a los vecinos. Por eso no solo creó el cargo de jefe de Gabinete, sino que informó que la oficina de Control y Calidad de Gestión trabajará con la de Atención al Vecino y Participación Ciudadana para recibir reclamos sobre los servicios del municipio como recolección de basura, barrido, alumbrado, escombros y temas que impliquen una mejora para los barrios.
A cargo del contador Matías Gareca, la oficina funcionará de lunes a viernes, en el horario de 7.30 a 13, en la Casa del Bicentenario. Recibirá información con el objetivo de mejorar la calidad de los servicios públicos. "El reclamo es una fuente de datos importantes sobre los problemas que tiene la ciudad y el municipio. Esto nos permitirá definir la gestión para mejorar la satisfacción vecinal", explicó el funcionario.
Matías Gareca CALIDAD DE GESTIÓN “El reclamo es una fuente de datos importante. Eso nos permitirá definir la gestión para mejorar la satisfacción vecinal”
Dijo que "una de las finalidades fijadas es tener un contacto más fluido con la gente y con las necesidades de los barrios, detectándolas y determinando un plan de acción de mejoras con un responsable de resolución del problema, en tiempo y forma. Se analizará la satisfacción ciudadana como un indicador de calidad importante que nos permitirá saber el grado de aceptación del servicio".
Y aseguró que se pretende "darle un cambio al reclamo de los oranenses haciendo hincapié en la gestión. Estamos convencidos que debemos trabajar desde las necesidades para medir donde estamos parados. Con esos datos de la realidad podremos tomar las medidas correspondientes, como una especie de diagnóstico rápido y real para mejorar la calidad de nuestro trabajo", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


pil car
pil car · Hace 11 meses

y siguen los corruptos en esta municipalidad, no se terminan mas


Se está leyendo ahora