"¿Vinieron preparados para tomar la merienda?", preguntó la docente y vicedirectora de la escuela Rosario de San Nicolás, Graciela Arriagada. La respuesta fue, al unísono: "sííí". Un estruendoso sí. Los 640 alumnos de este establecimiento público, como los de todos los barrios de la ciudad, recibieron ayer la primera entrega de la Copa de Leche, una merienda o desayuno que toman todos pero que es doble para los que necesitan un refuerzo nutricional.
El programa municipal repartió raciones de yogur con pan de leche para todos los niños. El Tribuno recorrió escuelas de la zona sur para registrar las experiencias en el primer día.
"Desde que empezamos las clases, los chicos me preguntan cuándo se sirve la merienda", contó Graciela, vicedirectora del turno tarde de la escuela del barrio Bancario. En Intersindical, los más de mil alumnos de la escuela Mariquita Sánchez de Thompson desayunaron o merendaron, según sus turnos.
Las docentes le comentaron a El Tribuno que, por el seguimiento que les hacen a los niños, ya saben quiénes necesitan doble porción.
La vicedirectora de la escuela Rosario de San Nicolás explicó: "En el turno tarde sabemos que hay un grupo de niños de escasos recursos. Son unos 15 chicos y cinco o seis tienen déficit nutricional".
En otros casos los niños le piden al docente un poco más de leche o pan. Entonces, los maestros aprovechan para preguntarles si almorzaron.
Entre las razones por las que algunas veces los niños no comieron en sus casas, según los docentes, se encuentra la ausencia de los padres porque trabajan y no llegan a tiempo para cocinar. También está la falta de recursos.
En la escuela Mariquita Sánchez de Thompson el seguimiento sobre los alumnos también es importante. Allí hay unos diez niños que reciben doble ración y, según un relevamiento que se hizo el año pasado, hay chicos con problemas de sobrepeso y obesidad por el consumo de comida chatarra.
Los establecimientos educativos no abordan esta problemática solos. El personal de los centros de salud colabora para hacer controles periódicos. El beneficio de la Asignación Universal por Hijo, que requiere un análisis sobre la salud y el desempeño académico de los chicos, también hace que estén monitoreados.
Este año la Copa de Leche abarcará a 120 mil niños de la ciudad y tiene una nueva distribución de alimentos. La merienda o desayuno se sirve de lunes a viernes. Tres veces a la semana, el menú será de mate cocido y los dos días restantes, de leche chocolatada. Si no hay mate, se dará yogur o, en su defecto, leche.

"El pan está más rico"


El Tribuno recorrió los grados de las escuelas primarias y los chicos coincidieron en que es el yogur lo que más les gusta.
"El pan está más rico este año", dijo con cara sonriente un alumno de cuarto grado de la escuela del barrio Bancario. La directora del programa, Adriana Portal, le dijo a este medio que en 2016 se entregarán panes más grandes, con avena y salvado. Además, habrá alimentos especiales para celíacos, obesos y niños con diabetes.
La Copa de Leche también sirve para enseñarles a los chicos sobre los buenos hábitos de higiene.
Aprenden que el lavado de manos es fundamental, ya que, según los profesionales, de la salud es una de las vacunas más baratas y eficaces contra las enfermedades virales.
"Durante unos minutos del desayuno o la merienda aprovechamos para hablar de los hábitos de higiene y de la alimentación. Entonces los chicos cuentan qué almorzaron o si no lo hicieron", comentó Graciela.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 8 meses

Ayer en el Jardin de la Esc. Roca llevaron tan solo 4 sachet de yogur para 25 chicos que no alcanzo ni a cubrir la mitad de cada chico es lamentable... o reducieron o alguien se esta llevando a casa los sachet de yogur que son para los chicos

· Hace 8 meses

Buenas ayer en el jardin de esc roca le dieron 4 sachet de yogur para 25 chicos no alcanzo a pasar la mitad de la taza para cada chico que paso?


Se está leyendo ahora