Médicos del Hospital de Niños de la Córdoba realizaron por primera vez en el país una impresión 3D de un corazón para operar y salvar a un niño de seis años que sufría una cardiopatía.
La intervención fue hecha el lviernes 16 de septiembre y ayer el pequeño recibió el alta y recién hoy la noticia trascendió. Para lograr la impresión, le realizaron una tomografía computada al menor y así obtener sus datos exactos. Con la información recolectada, el equipo de ingenieros y diseñadores imprimió una réplica del órgano a escala 1:1. Esto permitió reducir los tiempos y los riesgos de la cirugía.
"La impresión 3D ayudó mucho a generar una estrategia operatoria. Es un tipo de tecnología habitual en Estados Unidos o en países europeos, pero acá en Argentina no se había realizado" "La impresión 3D ayudó mucho a generar una estrategia operatoria. Es un tipo de tecnología habitual en Estados Unidos o en países europeos, pero acá en Argentina no se había realizado"
, dijo Ignacio Juaneda, cirujano de cardiopatías congénitas del Hospital de Niños, y parte del equipo que realizó la operación.
Así, Milton Acuña, el pequeño que fue intervenido, pudo salvarse del problema que lo aquejaba: había nacido con una cardiopatía caracterizada por una doble vía de salida de ventrículo derecho, por lo que era vital intervenirlo, según informó La Nación. Sin embargo, para hacerlo, se requería conocer en detalle su corazón y el modelo 3D fue la solución.
La impresión del corazón estuvo a cargo de la Unidad de Biomodelos 3D del Hospital, a cargo del Doctor Víctor Defagó. "Se trataba de un caso de corrección de una cardiopatía compleja, caracterizada por una doble vía de salida de ventrículo derecho. Hay que crear un túnel dentro del corazón. La operación requiere que el corazón esté detenido, y hay que trabajar dentro del corazón. El modelo 3D simplificó la operación, porque permitió probar diferentes estrategias" "Se trataba de un caso de corrección de una cardiopatía compleja, caracterizada por una doble vía de salida de ventrículo derecho. Hay que crear un túnel dentro del corazón. La operación requiere que el corazón esté detenido, y hay que trabajar dentro del corazón. El modelo 3D simplificó la operación, porque permitió probar diferentes estrategias", explicó el profesional.
También se imprimió el "parche" que se necesita para el túnel dentro del ventrículo derecho. Según explicaron, las piezas impresas se esterilizaron y se llevaron dentro del quirófano. La impresión sirvió de molde para crear el que se se usó en la operación.
"Los usos de esta tecnología son muy diversos. Puede ser utilizada con fines educativos, en universidades, para explicar a los padres y familiares de los pacientes cómo será la operación, y también para crear prótesis", dijo Defagó. "Fue todo muy efectivo. Es un gran equipo de profesionales", concluyó Juaneda.
CORAZON1.jpg
Imagen del parche en plena operación.
Imagen del parche en plena operación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora