Corea del Norte aseguró ayer haber realizado con éxito su primer ensayo de bomba de hidrógeno, mucho más potente que la atómica, mostrando que el régimen sigue con su programa nuclear pese a la prohibición de la comunidad internacional.
El anuncio fue acogido con un gran escepticismo por especialistas, a la vez que suscitó condenas inmediatas en el mundo.
Países vecinos, como Corea del Sur y Japón, así como Francia, Reino Unido, Rusia o la Unión Europea, condenaron el ensayo. La Casa Blanca prometió una reacción apropiada a las "provocaciones" norcoreanas. China, principal aliada de Corea del Norte, también manifestó "oponerse firmemente" a la prueba.
La OTAN lamentó por su parte un ensayo que "socava la seguridad regional e internacional".
En las regiones chinas más cercanas al centro de ensayos nucleares norcoreanos, varios edificios fueron evacuados después de que los habitantes "sintieron claramente las sacudidas", indicaron medios oficiales. Japón desplegó, por su parte, varios aviones para detectar posibles partículas radiactivas.
El anuncio de la prueba de una bomba H es una sorpresa.
"La primera prueba de bomba de hidrógeno de la República fue realizada con éxito a las 10.00 (01.30 GMT)", afirmó la televisión oficial norcoreana.
El país se suma así "a los Estados nucleares avanzados", añadió el presentador, y precisó que la bomba probada era una "miniatura".
Pyongyang probó tres veces la bomba atómica A, que utiliza la fisión nuclear, en 2006, 2009 y 2013. Estos ensayos le costaron varias tandas de sanciones internacionales.
Escepticismo de los expertos
El escepticismo no fue menor este miércoles. "Los datos sismológicos sugieren que la explosión fue considerablemente menos fuerte de lo que se esperaría de un ensayo de bomba H", declaró el especialista australiano Crispin Rovere. "A primera vista parece que llevaron a cabo un ensayo nuclear con éxito, pero no lograron realizar la segunda etapa, la de explosión de hidrógeno".
"Si de verdad fuera una bomba H, los niveles en la escala de Richter [del sismo] tendrían que haber sido cien veces más potentes, hasta llegar a siete o más", dijo por su parte Bruce Bennett, un experto en defensa de Rand Corporation, que advirtió sin embargo del peligro de radiación en la zona cercana a las instalaciones nucleares.

hiroshima1.jpg

Las primeras sospechas sobre un nuevo ensayo norcoreano fueron formuladas por sismólogos que detectaron un sismo de magnitud 5,1 cerca del principal emplazamiento de pruebas nucleares de Corea del Norte, en el noreste del país.
La organización responsable de la aplicación del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares, con sede en Viena, declaró haber detectado una actividad sísmica "inhabitual" en Corea del Norte.
La mayoría de especialistas estimaban que Pyongyang necesitaba años para desarrollar una bomba termonuclear, pero se mostraban divididos sobre sus capacidades de miniaturizar el arma atómica, etapa decisiva en la producción de ojivas nucleares.
Ya sea o no una bomba H, este cuarto ensayo nuclear norcoreano constituye una afrenta flagrante para los enemigos y aliados del régimen norcoreano, al que habían advertido seriamente contra la continuación del programa nuclear.
El hecho de que las sanciones internacionales no hayan impedido a Corea del Norte seguir adelante y conducir un nuevo test, suscitará probablemente llamamientos a reacciones más duras en los días venideros.
Potencia devastadora
La bomba H, de hidrógeno, es mucho más potente que las lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945.
Mientras que las bombas atómicas se basan en la fisión de los núcleos de los átomos del plutonio o el uranio, la bomba H, o termonuclear, se basa en la fusión de los átomos de componentes del hidrógeno para generar una explosión nuclear.
Es una técnica más complicada y que precisa de un proceso de fisión inicial, pero da como resultado un arma mucho más potente. Su poder es devastador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 10 meses

wow!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Se está leyendo ahora