*

Coronel Moldes, más allá de un simple nombre
Junto a otros tantos pueblos salteños, Coronel Moldes es uno de los pueblos del Valle de Lerma que mejor conservó su patrimonio arquitectónico y supo aprovechar la ventaja de contar con un espejo de agua, como el dique Cabra Corral, para capitalizar su crecimiento en base alturismoy a la calidad de los servicios que ofrece al visitante durante todo el año.
El pueblo tenía una gran importancia en el viejo camino real, cuando era el paso obligado de las caravanas que iban rumbo a los Valle Calchaquíes, Tucumán, Esteco y Asunción del Paraguay.
Antes el pueblo se llamaba Puerta de Díaz y cambió su nombre a principio del Siglo XX, con la llegada del ferrocarril, por el de Estación Coronel Moldes.
El pueblo es sinónimo de deportes náuticos, diversión y naturaleza. Alrededor de las 11 hectáreas que posee el Cabra Corral, se levantaron hoteles y restaurantes, con propuestas para todos los gustos y todos los bolsillos. La afluencia turística trajo deportes como la pesca, el esquí acuático, la motonáutica y el rafting. Mientras que los alrededores se transformaron en lugares óptimos para trekking, cabalgatas, avistaje de aves y visitas guiadas a las pinturas rupestres de zonas aledañas.
La localidad de Coronel Moldes se encuentra ubicada en el departamento La Viña, a 77 km de la ciudad de Salta, en pleno corazón del Valle de Lerma. Al pueblo se accede por la ruta nacional 68.
Toma su nombre en honor a José de Moldes, militar y activo gestor de la Revolución de 1816.
El pueblo se caracteriza por sus aires coloniales y cuenta con arraigadas tradiciones gauchas. Su tranquilidad y buen clima hacen de este lugar una opción ideal para pasar un fin de semana lejos del ruido de la ciudad y en contacto con lo más profundo del sentir gaucho.
Se destaca la parroquia San Bernardo, que data del siglo XVIII.
Un gran atractivo son las pinturas rupestres en la quebrada de Ablomé. Se trata de un reducto arqueológico que se vincula con la cultura santamariana y que posee una antigüedad de entre 900 y 1.000 años.
dique 2.jpgVist
Vista panorámica del embalse moldeño. Foto: archivo El Tribuno
Vista panorámica del embalse moldeño. Foto: archivo El Tribuno
Las pinturas se hallan en cuevas a las que se accede navegando un trecho por el dique Cabra Corral hasta los aleros donde es posible observarlas.
Lo más aconsejable es realizar este trayecto con guías turísticos de la zona.
Las pinturas tratan principalmente sobre llamas y escenas cotidianas con hombres en actitud de caza representados con hachas, flechas, etc. En la zona se pueden observar algunos morteros que, se supone, están alineados con los astros: Sol, Luna y algunas constelaciones importantes que se observan en este hemisferio. Los colores utilizados en las pinturas son muy vivos: rojo, blanco o negro, que eran obtenidos con sangre de animales o plantas de la región.
El Cabra Corral
Sin duda, uno de los mayores atractivos de Coronel Moldes es el dique Cabra Corral, que cada fin de semana recibe a miles de turistas que huyen de la ciudad para refugiarse en un deporte muy difundido en la zona: la pesca.
El embalse cuenta con 11 mil hectáreas en forma de “Y”. Es una de las obras más importantes del país y confluyen en él todos los ríos de la región.
El lugar no solo permite disfrutar de la naturaleza y la vida al aire libre, sino de multiplicidad de actividades, especialmente todo lo referido a deportes náuticos.
Con el paso del tiempo, la oferta turística de Coronel Moldes creció en calidad y en diversidad. Cuenta con todo tipo de alojamientos, numerosos locales gastronómicos de nivel, así como venta de artesanías y productos regionales. Sin duda, una de las alternativas para disfrutar del verano cerca de Salta.
dique
Una de las pinturas rupestres de la quebrada de Ablomé. Foto: Javier Corbalán
Una de las pinturas rupestres de la quebrada de Ablomé. Foto: Javier Corbalán


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...