Los 150 municipales de Coronel Moldes esperan, desde hace poco más de 40 días, que les paguen los sueldos. Pero no solo el de diciembre último, sino de meses anteriores, en algunos casos completos y en otros parte de ellos, además de los dos medios aguinaldos de 2015. La situación llegó a un punto en que una olla popular en las puertas de la Municipalidad no solo es una manifestación de protesta, sino que efectivamente les permite comer, porque la mayor parte de los empleados no tienen otros recursos económicos para sostenerse. Pero lamentablemente esa olla no alcanza para todos.
Tal es el estado de abandono que los vecinos y empleados de otros pueblos, alarmados y sensibilizados con este conflicto, lanzaron una campaña solidaria para sus pares del municipio vecino tras comprobar que realmente no tienen para alimentar a sus familias. Por ello, en estos días recolectaron mercadería con alimentos no perecederos, agua y abrigo.
La adhesión llegó a través los gremios municipales desde La Viña, Guachipas, El Carril y Chicoana. También hay comerciantes y pobladores que les acercan lo que pueden.
Paralización
Mientras tanto, la comuna está paralizada, no hay actividad administrativa y por lo tanto no hay recaudación, ni mucho menos proyectos de obras y lo que es más grave, en lo inmediato, se suspendió el servicio de recolección de basura en la última semana.
Cuando a mediados de diciembre se planteó el conflicto y los empleados tomaron pacíficamente la casa municipal y se instalaron también en las puertas del matadero, que está en condiciones alarmantes de insalubridad, la recolección se hizo contratando a un grupo de adolescentes, tema que denunciaron los mismos vecinos por tratarse de menores de edad. Ahora esa actividad se suspendió y con las intensas lluvias como las del sábado, el agua arrastraba todo tipo de desperdicios por las calles, atascando los desages.
¿Intervención?
Durante esta semana se apresurará el tratamiento de la posible intervención a Coronel Moldes, proyecto de ley que presentaron el senador Jorge Soto y el diputado Esteban Amat Lacroix. Ambos legisladores consideraron que la situación de crisis y gravedad institucional amerita el pedido al Ejecutivo provincial, y se basa en el artículo 179 incisos 2 y 3 de la Constitución salteña.
En definitiva, el desmanejo de la administración del intendente Osvaldo García, que comenzó de la peor manera su tercera gestión en la comuna, el vaciamiento financiero y la falta de servicios es alarmante.
A modo de ejemplo, a una empleada con 8 años de antigedad le adeudan 8 meses de sueldo, que ronda los $1.000 y hasta presentó una denuncia en la Fiscalía, que aún no tiene respuesta.
¿Y el intendente? Osvaldo Darío García reasumió el pasado 10 de diciembre su tercera gestión. Pocos días después estalló el reclamo y desde entonces nadie sabe de él ni salió a responder.

El desgaste económico y moral de la gente
"Estamos en una situación muy complicada. Tenemos compañeros que han tocado fondo en lo moral y económico y ya ni nuestros familiares nos pueden ayudar. El Gobierno debe entender que no es una protesta más de municipales, sino un reclamo porque estamos pasando hambre", contó entre lágrimas Fernando Coronel, del gremio de UPCN.
La espera es sacrificada y estresante. Duermen en la sala de ingreso de la comuna y los vecinos que pasan por la vereda tratan de darles ánimo. "Esperamos que los legisladores se convoquen de urgencia, en sesión extraordinaria, para tratar la intervención, que hasta ahora no tiene fecha. Sabemos que la mayoría de los diputados y senadores están de vacaciones, pero esto no puede esperar más", remarcó Coronel.
El municipio está quebrado y con un exceso de personal, ya que el propio intendente nombró aproximadamente un centenar el año pasado. Debe $13 millones a la Provincia y mucho más a proveedores, varios de ellos con demandas por cheques sin fondos. También hay presentaciones judiciales por fraude y malversación de fondos públicos.
No hay obras y otras están inconclusas y son los mismos vecinos quienes colaboran limpiando veredas o la plaza principal. Nadie sabe qué pasó con la recaudación de los tributos municipales.
"Ni el Ejecutivo ni el Legislativo nos asegura que, de llegar la intervención, nos paguen por lo menos una parte. Los gremios veníamos pidiendo que se intervenga la comuna desde hace varios meses, pero no nos escucharon", recordó a El Tribuno otro líder local sindical, Omar Carrasco, de ATE. "Que quede claro: nosotros tomamos la comuna pacíficamente y el pueblo lo entiende, aunque no falta algún malintencionado que diga que no estamos dejando que se realicen actividades municipales. Lo nuestro es hambre, no política. No representamos a ningún sector, sino que representamos a nuestras familias, que solamente vivimos de este empleo y no tenemos otras opciones", concluyó.
manifestaciones.jpg
<div>Los trabajadores siguen apostados en la vereda municipal.</div><div><br></div>
Los trabajadores siguen apostados en la vereda municipal.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 10 meses

muy sencillo ..........TIENE QUE IR EN CANA.....OTRO DE LOS TANTOS CHOROS DE NUESTRA SALTA.............QUE LO REEMPLACE EL SR PARODI...jajajajaaa...........SON D ELA MISMA ESCUELA.......ASI ESTAN TODOS LOS MUNICIPIOS DEL INETRIOR.........TODA LA GUITA SE LA COMIERON.LA AFANARON......YA VERAN ......MUY SENCILLO NINGUN INTENDENTE FUE EN CANA POR MALVERSACION O PECULADO......NINGUNO......NINGUNO.....MIREN LOS CASOS MAS RECIENTE EL SALVADOR MAZZA,....EL BORDO.....etc etc...??????????? ASI ESTAMOS EN SALTA ......LOS DELINCUENTES .....POLITICOS E INTENDENTES SON LOS SEÑORES........QUE SE CAGUE EL PUEBLO.....??????????