Los docentes salteños del programa de Coros y Orquestas del Bicentenario entraron en una situación complicada. Las políticas culturales del Gobierno nacional parecen no contemplar el programa y comenzó una serie de acciones para definir su futuro.
Se trata de 120 docentes de música que desde el año pasado no recibieron ningún aumento salarial y que tiene la tarea de formar coros y orquestas con 1.500 niños salteños.
Es por eso que el sábado último convocaron a una reunión, en las instalaciones del ex Colegio Nacional, en donde estuvieron presentes una representativa cantidad de profesores junto con el coordinador provincial del programa, Raúl Lovaglio, y el director de Políticas Socio Educativas, Guillermo Saavedra.
"Nos dijeron que ellos están condicionados a que desde Nación lleguen los fondos para el programa", dijo el profesor Eugenio Tiburcio.
Se debe aclarar que el programa se formó en 2009 y que hasta este año no tuvo conflicto alguno.
Por esto el armado de una estructura de reclamo ante las autoridades competentes se formó sobre la marcha.
"Más allá de los sueldos, nosotros queremos destacar ante la opinión pública que nos preocupa la ausencia de una línea pedagógica y el vaciamiento de contenidos en la formación musical", dijo Tiburcio.
Esto quiere decir que se dejaron de realizar los encuentros federales de las orquestas y coros, se congelaron los salarios docentes y cortaron el envío de fondos para los insumos e instrumentos musicales.
La postal es sombría y ahora resistieron con la ayuda del Gobierno provincial, aunque ya les dijeron que es solo temporaria.
Los docentes, en un comunicado, aseguran: "En todo el año no se cobró en la fecha prevista y solo una vez cobramos a tiempo, sumado al incumplimiento de los aumentos e insuficiente presupuesto para la cobertura de las necesidades básicas para el funcionamiento estructural del programa. Expresamos nuestra gran preocupación por la situación y esperamos una pronta solución".
Los salarios de los trabajadores van desde los 2.500 pesos hasta los 5 mil, dependiendo la cantidad de horas cátedra y de los cargos. Se vuelve a insistir: esos montos no fueron actualizados desde agosto del año pasado.
Si bien hay un 25 por ciento que está prometido para el salario correspondiente a septiembre, retroactivo a junio, hasta que no vean la plata en mano no están seguros. Se debe decir también que ese porcentaje en el monto resulta insuficiente, ya que un sueldo de 2.500 pasa a cobrar un poco más de 3.100 pesos.
El "vaciamiento" se hace evidente porque el programa de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles para el Bicentenario está dirigido a niños, niñas y jóvenes que asisten a escuelas de gestión estatal, ubicadas en zonas de vulnerabilidad social de diversas jurisdicciones del país.

Un estilo

El modelo colectivo de enseñanza musical surge como una herramienta que ofrece la posibilidad de vincular con la escuela a los jóvenes que se encuentran fuera del sistema educativo.
En este sentido, el propósito del programa es mejorar el acceso a bienes y servicios culturales, tender puentes hacia la reinserción de los jóvenes en la escuela, colaborar con la retención escolar, y estimular el contacto y el disfrute de la música.
Para dar cumplimiento a los objetivos del programa se promovió la enseñanza musical de niños, niñas y jóvenes que integran orquestas y coros, se organizaron jornadas de capacitación jurisdiccional, nacional e internacional para el personal docente, se generaron espacios de intercambio de experiencias y se transfirieron recursos financieros para el mantenimiento de los instrumentos musicales y la adquisición de elementos accesorios.
En Salta se formaron 9 coros y 9 orquestas con 1.500 chicos y 120 docentes.
Los trabajadores saben que verdaderamente son útiles a esos sectores de donde vienen los niños. Es evidente, en cada actuación que realizan, que el empoderamiento, el apasionamiento y el vínculo que se originó a través de la música.
Es por eso que vienen con un plan de lucha muy poco visible, pero que comenzó a principios de año con funciones al aire libre como principal expresión de protesta.

Los reclamos son a nivel nacional

Actualmente, funcionan en el país 140 orquestas y 161 coros que reúnen cerca de 20 mil niños y jóvenes. El reclamo es nacional y los puntos giran en torno a la continuidad de todos los docentes y equipos.
Lucha contra el vaciamiento del programa a través de la fragmentación por provincia y la desvinculación del Ministerio de la Nación.
Piden la continuidad de los encuentros, capacitaciones, conciertos y giras como instancias de formación y conocimiento.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora