José López, mano derecha de Julio De Vido y hombre de confianza de Néstor y Cristina Kirchner, permanece detenido en la cárcel de Ezeiza a la espera de que las pericias determinen cuándo podrá declarar. Por el momento el día martes parece lejano, mientras tanto, la Justicia continúa con los procedimientos relacionados a la causa que se abrió cuando fue encontrado in fraganti ocultando dinero en un convento.
La tarde de ayer, se encontró un contrato que vincula a López con Lázaro Báez. Estos son conocidos de vieja data, ya que ambos mantuvieron estrecha relación, por lo menos durante los 12 años de gobierno kirchnerista. López era el encargado de otorgar la obra pública en todo el país y Báez, el titular de la empresa que más contratos obtuvo durante ese período.
El hallazgo podría unificar las rutas de investigación de ambos casos, ya que, según fuentes de la pesquisa, ambos podrían converger en un mismo delito que podría ser el de dádivas, cohecho y hasta el de lavado de activos.
El procedimiento en la vivienda de Dique Luján, que terminó la mañana de ayer, lo llevó a cabo el personal de Bomberos de Benavídez, de la Policía Federal y la Policía Bonaerense que, utilizando excavadoras, rompió hasta paredes en búsqueda de dinero u otros elementos y objetos de valor.
Ayer, la fiscal fue notificada de otra novedad: se detectaron dos propiedades asociadas al exfuncionario. Sería una vivienda en la ciudad de Buenos Aires que pertenecería a López aunque no está declarada, y otra que su familia alquila en Luján.

En el pasado

Julio De Vido, afirmó una vez: "Hay una infinidad de obras que hay que llevar adelante y los recursos no sobran. Hay que buscarlos donde está más aplicado el gasto. Sirvieron en todos estos años.
Esa plata, esos 70 mil millones de pesos que se gasta por año en subsidios va al mercado interno, va al mercadito de la esquina, va al kiosko. Es dinero que tiene la gente. No es plata que se la lleva De Vido o el Gobierno o la caja". Hoy esas palabras pronunciada hace muchos años revelan el comportamiento que llevaron a cabo sistemáticamente con otros fines.
Dicen que el tiempo todo lo cura pero será difícil que el kirchnerismo vuelva a ser el que fue luego de lo que salió a la luz con la detención de José López, en sintonía con la situación que hoy vive Lázaro Báez, también detenido en Ezeiza.
Será difícil porque es difícil que la estrategia fijada por Cristina Kirchner y sus principales referentes políticos logre demostrar, como pretende, que el exsecretario de Obras Públicas José López es un funcionario infiel, que juntó nueve millones de dólares por mérito propio, sin anuencia de sus jefes.
La líder del movimiento político que gobernó el país durante doce años quizá no haya participado de las maniobras cada vez más claras de robo a través de la obra pública, pero es difícil que no lo supiera, cuando las evidencias eran múltiples. En cambio, hay múltiples testimonios que ubican a su fallecido esposo, Néstor Kirchner, al frente de las maniobras, que hoy están en el centro del debate y en manos de la Justicia.

Un contrato de alquiler vincula a López con Báez

Lo encontraron en el allanamiento realizado en la propiedad del exfuncionario en Tigre. Dos contratos de alquiler entre la familia del exfuncionario José López y la empresa Austral Construcciones fueron encontrados durante un allanamiento realizado en la casa del detenido exsecretario de Obras Públicas en Tigre.
Los papeles hallados durante el operativo dispuesto por el juez federal Daniel Rafecas son por el alquiler de un inmueble ubicado en la avenida Julio Argentino Roca 2160 (que luego pasó a denominarse avenida Presidente Néstor Kirchner), en la ciudad de Río Gallegos, propiedad de la suegra del dirigente peronista, Lucila Amalia Corvalán.
Corvalán figura en el contrato en calidad de “locadora o propietaria”, mientras que la firma Austral Construcciones aparece representada por Martín Báez, hijo del dueño de la compañía, Lázaro Báez.
La duración del primer vínculo inmobiliario se extendió por “24 meses, a partir del 1º de febrero de 2009 hasta el 31 de enero de 2011”, mientras que el segundo fue válido por el mismo plazo desde “el 1º de febrero de 2011 hasta el 31 de enero de 2013”. También aparece mencionada en los documentos la esposa del detenido exfuncionario kirchnerista, María Amalia Díaz. La vivienda santacruceña era un “inmueble de mampostería compuesto de tres dormitorios, cocina comedor, living comedor, baño, toilete, quincho, garaje, entrada de autos y patio”, y en concepto de alquiler se fijó la suma de 189.600 pesos por los 48 meses. Curiosamente, tanto José López como Lázaro Báez se encuentran detenidos en el Complejo Penitenciario de Ezeiza, y ambos están involucrados en causas por presunto lavado de dinero. El allanamiento en la residencia ubicada en el partido bonaerense de Tigre fue el segundo ordenado en ese lugar por el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 3, quien encabeza la investigación surgida a raíz de la detención del exfuncionario, que fue descubierto con casi nueve millones de dólares en su poder en un convento de General Rodríguez. En ese primer operativo los efectivos del Cuerpo de Infantería de la Policía Bonaerense y de la Dirección de Explosivos de la Federal, así como también por la División Perros de la AFIP, solo habían hallado 2.500 dólares en la propiedad ubicada en Tigre. Al mismo tiempo, también se realizó un allanamiento en el Monasterio de Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima, ubicado en el partido del Oeste del Conurbano bonaerense, en donde el dirigente peronista fue detenido mientras arrojaba bolsos con dólares.
Tras ser atrapado in fraganti, el diputado del Frente para la Victoria en el Parlasur sumó dos causas judiciales más: es investigado en la Justicia provincial para determinar si era lícita la portación de arma de fuego y también fue denunciado el pasado viernes por la Unidad de Información Financiera (UIF) para que sea investigado por supuesto lavado de dinero. En tanto, el pasado viernes y tras haber pasado su primera noche en el Hospital Penitenciario Central del Penal de Ezeiza, López no prestó declaración indagatoria, ya que los médicos del Servicio Penintenciario Federal le indicaron reposo hasta el martes por su “conducta paranoide”.

Niveles inéditos en 12 años

El Gobierno insistió ayer en sus críticas al kirchnerismo por los presuntos hechos de corrupción en el manejo de la obra pública, tras la detención
del exfuncionario José López y la detención de Lázaro Báez. Aseguró que esos casos de corrupción llegaron a “niveles inéditos” durante los últimos doce años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 5 meses

Che Tribuno ¡¡¡¡ como pueden ser tan sinverguenza de hablar tanto de este López, cuando no hablan nada del GRAN CHOREO Y CORRUPTELA QUE FUE EL FONDO DE REPARACION HISTÓRICA !!!! Claro, ahora están con macri, el FR y el bloque justicialista y con Urtubey, por eso no hablan de ese tema. ¿¿¿uds son tan corruptos como este lópez, por la desinformación que hacen a la ciudadanía !!!!


Se está leyendo ahora