En la esquina de Los Mandarinos y Los Azahares, de Tres Cerritos, crece un basural. Se trata de la plaza Alfonsina Storni que, por desidia de los vecinos y falta de recolección de residuos, según la gente del lugar, se ha convertido en un foco infeccioso plagado de maleza y basura, y que amenaza con extenderse a paso acelerado. Los residuos llegan a cubrir media calzada de la calle Los Mandarinos.
Natalia, quien reside en la zona, contó a El Tribuno que el problema comenzó cuando la Municipalidad capitalina les informó que debían depositar los residuos orgánicos, producto del corte de pasto y poda, en las cuatro esquinas del espacio verde. "Nos dijeron que pasarían a recogerlo todos los miércoles, pero no pasaron y la gente siguió acumulando los desechos de los jardines. No faltó quien arrojó una bolsa de residuo, para que el lugar se convirtiera en un microbasural", agregó.
Los vecinos habían denunciado esta situación el año pasado ya que la plaza es lugar de encuentro de adolescentes y jóvenes que toman alcohol de noche. Como no hay cestos de basura suficiente, las botellas de cerveza quedan tiradas sobre el césped. Los vidrios rotos en el suelo se convierten en un peligro para los niños y los perros que frecuentan la plaza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 9 meses

Una simple cámara IP que filme con detección de movimiento y aplicarle fuertes multas al que sea filmado arrojando residuos que no sean resultado de poda. Eso solucionaría el problema, especialmente si ponen el cartel"sonría, lo estamos filmando por si necesita una multa".


Se está leyendo ahora