El nuevo sistema de denuncias a través de internet para perseguir el comercio de drogas consiguió triplicar el promedio de delaciones que había hasta antes de su implementación, el pasado 4 de junio.
Sin embargo, a casi un mes de haberse lanzado la metodología, solo se llevó a cabo un allanamiento y en ningún caso se consiguieron pistas que conduzcan a procedimientos para dar con narcotraficantes. Todos los resultados fueron de ventas al menudeo, conocidas como microtráfico, y la mayor parte de las intervenciones de la fuerza se dieron en la vía pública.
"El sistema tuvo una gran repercusión gracias a la campaña de difusión pública que se hizo desde el Gobierno", expresó Jorge Ovejero, secretario de Seguridad, quien agregó: "Pasamos de tener un promedio de 1,5 o 2 denuncias por día a tener un promedio de 8 denuncias por jornada". El funcionario detalló que los fines de semana se acrecienta el número de alertas y que la cantidad de datos que reciben "superó las expectativas".
Desde el 4 de julio se recibieron más de 183 denuncias, de las cuales aproximadamente unas 10 fueron erróneas en cuanto a competencia jurisdiccional. "Nos llegaron denuncias de España, de Colombia y de otros países, en ese caso se hace un descarte y se deriva a la Fiscalía Penal para que decida si mandará vía exhorto u oficio una notificación a la Justicia del distrito correspondiente".
Independientemente de que hubo un solo procedimiento de allanamiento, que tuvo relevancia mediática porque tuvo entre sus protagonistas a un jugador de fútbol, Ovejero afirmó que "se dieron muchos procedimientos en la vía pública", lo cual estaría emparentado con el tenor de los delitos, todos correspondientes a intercambios de bajo gramaje.
En cuanto a la precisión de la información, el funcionario destacó: "Hemos recibido denuncias muy completas, se mandaron muchos datos, con nombres y apellidos, lugares y horarios de venta". Señaló que el sistema abarca toda la provincia, aunque reconoció que la sectorización en catorce lugares, esquema que organiza la intervención el territorio, solamente abarca la capital y al Valle de Lerma.
Mayor velocidad
Un punto positivo del sistema, conforme a los dichos del funcionario, es la celeridad en los procesos. "La denuncia anónima que existía anteriormente era recibida, luego impresa y seguidamente se la mandaba con una nota al fiscal penal y al director general de drogas peligrosas para que empiecen las investigaciones", contó, y añadió que "ese trámite administrativo llevaba tres o cuatro días y hasta que la información le llegaba al investigador de drogas del sector podían pasar varios días".
Ovejero aseveró que con la articulación informática actual, en la que se conjugan los esfuerzos de la Unidad Antidrogas y el Ministerio Público Fiscal, las investigaciones empiezan el mismo día que ingresan las denuncias. "Con este nuevo sistema, en menos de 24 horas desde que recibimos la denuncia ya se pone a trabajar el investigador de drogas correspondiente", remarcó.
Anonimato
Los datos son recibidos en un micrositio integrado en la página del Ministerio Público Fiscal y, según afirman las fuentes oficiales, garantiza el anonimato del denunciante. Explican que al no mediar el pedido de datos personales ni el envío de correos electrónicos, las denuncias son taxativamente anónimas, a pesar de que el cruzamiento de datos en la nube-internet es cada vez más misceláneo.
"Podríamos haber dado un código de denuncia para que el que aporta los datos luego tenga derecho a ver cómo avanzó la investigación, tal como hace la DEA, pero preferimos resguardar el anonimato", le aseguró a este medio el flamante secretario de Seguridad, quien ya formaba parte del Ministerio antes de asumir esta función.
El artículo 34 bis de la ley que regula los procedimientos contra del comercio de drogas, la 23.737, estipula que "las personas que denuncien cualquier delito previsto en esta ley se mantendrán en el anonimato". Ovejero le resaltó a El Tribuno que la Provincia es la única en el país que protege celosamente el cumplimiento de ese aspecto de la normativa, aun a costa de relegar otros aspectos. "Vienen desde otros distritos para conocer nuestra forma de trabajo", se ufanó.
El funcionario evitó referirse a los riesgos que el anonimato conllevaría, como las denuncias cruzadas entre distintos expendedores a los fines de potenciar su negocio apocando la competencia. Prefirió realzar las potencialidades del formato, asegurando que es de gran importancia la seguridad de los informantes.

Acceso a la plataforma

El funcionario del área de Seguridad descontó que haya dificultades en el acceso y manejo de la plataforma digital a través de la cual se puede radicar las denuncias. Además, afirmó que la comodidad de poder hacerlo desde la casa hace que el trámite sea más accesible. Asimismo, aclaró que no se trata de un paquete informático enlatado sino que fue diseñado por los propios técnicos del Ministerio Público y que a medida que van detectando fallas lo van mejorando.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora