Si bien actualmente el emblemático e histórico río Juramento se encuentra vedado para la pesca, en el Galpón, la zona del puente carretero es muy visitada por vecinos y turistas, especialmente en esta época donde muchos concurren al camping a darse un chapuzón para contrarrestar las altas temperaturas.
Pero lamentablemente siguen proliferando basurales clandestinos a cielo abierto en distintos sectores de las márgenes del río, principalmente en la zona ubicada hacia el este del puente carretero de El Galpón, en la ruta provincial 43.
El ahora exintendente Héctor Romero cumplió su mandato y se fue sin resolver la problemática, a la que se suma la planta depuradora que no funciona y los líquidos sin tratamiento van a parar al cauce del río Juramento, lo que tampoco tuvo solución en su gestión.
Lo lamentable es que, en 8 años, ni siquiera colocaron carteles con la prohibición de arrojar basura en esos lugares.
A esto se suma que el camping ubicado en ese sector está invadido por moscas, lo que hace imposible disfrutar de un día al aire libre y de un asado.
El intendente electo, Federico Sacca, quien asumió anoche en su cargo, dijo que resolver estos problemas ambientales va a ser una de sus prioridades.
Recurso de amparo
En septiembre pasado el abogado Fredy López Camacho, presentó un recurso de amparo en el que denunció que las aguas del río Juramento están siendo contaminadas por aguas servidas y basura.
El amparo es tramitado por la jueza Carolina Poma. La Justicia solicitó una inspección ocular y la indagatoria del ahora exintendente de El Galpón, Héctor Romero, de funcionarios del Gobierno de la provincia y también de autoridades de Aguas del Norte.
"Más allá de la responsabilidad patrimonial del Estado, fundado en los principios constitucionales de igualdad de las cargas públicas y la garantía del derecho de propiedad y el respeto a los derechos adquiridos, entre otros, solicito al Tribunal considere la responsabilidad social que les cupiere en el caso de la figura de sus ministros y secretarios de Estado como responsables directos del control estatal sobre polución y contaminación ambiental, en especial a los funcionarios encargados del área hídrica y control de ríos o aplicabilidad del Código de Aguas Provincial", destacó López Camacho en la presentación.
"Al surgir clara y evidente responsabilidad penal en la contaminación del río Juramento, solicito el llamado a indagatoria del señor intendente de El Galpón, al ministro de Ambiente, al secretario de Recursos Hídricos y al gerente de Aguas del Norte, por su actuación u omisión en el cumplimiento de la legislación vigente y por las responsabilidades funcionales y legales que les cupieren en su accionar", dice el texto.
"Sin dudas el desastre natural que viene ocurriendo hace años permite avisorar que no habrá cambios si los funcionarios no son forzados o compelidos a hacerlo y los daños continuaran como una natural prolongación del desastre", dice.

Depuradora que no funciona
Líquidos cloacales y desechos urbanos van a parar al río. Líquidos cloacales que no reciben tratamiento y los desechos de decenas de basurales a cielo abierto van a parar a las aguas del río Juramento, lo que viene provocando un grave daño ambiental en El Galpón.
Pasa que, desde hace años, la planta depuradora que se encuentra al noreste del pueblo, tiene inconvenientes y dejó de funcionar.
Y los olores que emanan de las viejas y abandonadas instalaciones perjudican a los vecinos de distintos sectores, como los del barrio Aborigen, ubicado en las inmediaciones. La gente tiene que soportar a diario esa situación, que en verano se hace insoportable.
Los desechos del pueblo llegan a la planta a través de una acequia a cielo abierto y esto perjudica a la fauna ictícola y a residentes de las zonas rurales que necesitan el líquido elemental.
En el sector del puente carretero, El Tribuno confirmó la existencia de varios basurales que también contaminan el río. Bolsas, latas, chatarra, botellas, envases descartables y otros elementos se encuentran amontonados y caen al cauce. Todo esto, muy cerca de un camping que la comuna pretende explotar turísticamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 11 meses

Tendría que haber una ley provincial que sancione con severas penas a los que arrojan basuras en lugares no autorizados para ello. Y que no pueda haber un lugar así a menos de 500m de cualquier río, arroyo o camino. Sugiero como multa 10 veces el costo de limpiar el lugar donde se dejáron los residuos, más dos meses de barrer escuelas y hospitales unas 4 horas por día.