Las fuertes tormentas registradas el sábado a la madrugada y el lunes por la noche provocaron que la crecida del río Yatasto destruyera parte de una toma de agua que fue inaugurada hace dos meses y que está ubicada en las serranías del oeste de Metán.
"La creciente del sábado fue la que más dañó parte de la toma parrilla, una aleta y un muro de contención del lado izquierdo", confirmó el tomero de la margen izquierda del río Yatasto, Pedro Sosa.
En la zona, los vecinos tienen agua corriente, pero hay seis familias que todavía recogen agua de las acequias para cubrir sus necesidades básicas. "Por ahora, esas familias estaban sacando agua de la escuela Constancio Vigil", destacó Sosa, quien también es presidente del centro vecinal de Paso del Durazno.
La crecida del río provocó numerosos inconvenientes en la zona. Las aguas arrastraron árboles completos y grandes piedras que golpearon con fuerza las estructuras.
La situación afectó a familias y emprendimientos productivos de Paso del Durazno, Campo Alegre, La Junta y Metán Viejo.
"El lunes estuvimos trabajando con personal y con máquinas junto a José María Royo, quien está a cargo de la margen derecha, pero la tormenta que se produjo esa misma noche provocó nuevos daños", indicó Sosa.
Destacó que hay varias empresas citrícolas y madereras que se encuentran sin poder abastecerse de agua lo mismo que el ganado de la zona.
"Ya informamos de la situación a Recursos Hídricos de la Provincia. Se deben hacer obras de defensa y encauzamiento en el río para que esta situación no vuelva a repetirse", señaló Sosa.
La toma, una obra muy anhelada por vecinos y productores incluyó un desarenador y derivadores de agua para dos consorcios de riego.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 10 meses

AGAS, volvé, . . .¡te perdonamos!


Se está leyendo ahora