La polémica por las declaraciones de Margarita Barrientos, que afirmó que el Papa no la había recibido por su cercanía al gobierno de Macri, generó especulaciones. Hay quienes afirman que la verdadera razón detrás de lo que ocurrió aquel día tuvo que ver con la presencia de Carlos Pallarols, el hijo mayor del maestro artesano Juan Carlos Pallarols, habitual artista detrás de los bastones presidenciales, acompañando a Barrientos.
La cercanía de Francisco con el hijo menor de Juan Carlos, enemistado con su padre y su hermano, habría causado que el Papa no los atendiera. El Tribuno contactó al maestro platero para conocer su versión.
¿Cuál es su visión de la polémica por la audiencia de Margarita Barrientos y el Papa en el año 2013?
Yo ese día no estuve en el Vaticano, pero le puedo decir que tengo dos hijos varones de los cuales el menor es muy rebelde, pretende que yo deje de trabajar. Mi hijo menor siempre me dice que tengo 73 años y sigo trabajando y que cuándo voy a dejar de trabajar. Yo le respondo que mientras Dios me dé salud voy a seguir trabajando, entonces me quiere combatir.
Yo le presenté al Papa en el año 2005 cuando fuimos a llevarle el cáliz a Benedicto XVI. Desde allí empezó a tomar una actitud más violenta y pagamos los platos rotos yo y mi hijo mayor, Carlos Daniel, que es el que estaba en esa audiencia con Margarita Barrientos.
Y como él (mi hijo menor Adrián) se hizo muy amigo de Francisco, no sé qué le habrá dicho al Papa para que lo haga ir (a mi otro hijo Carlos Daniel) de esa audiencia.
Con respecto a mi otro hijo (Carlos, el mayor), es una excelente persona y un excelente maestro platero.
Me llamaron 200 veces por este tema. Pero bueno, fue la chiquilinada de mi hijo que, por bronca o porque está enojado conmigo y con el hermano, le habrá pedido al Papa que no lo atienda, no lo sé.
"Eso (el incidente) fue el 24 de abril del 2013 y a mí no me habían dejado entrar diez días antes". "El papa Francisco nos sacó del medio como una forma de protección a mi hijo menor".
Un allegado al Papa dijo que Francisco le contó que no sabía que estaba ni su hijo ni Margarita Barrientos...
Yo creo que el Papa sí sabía que estaba mi hijo ese día. Eso fue el 24 de abril del 2013 y a mí no me habían dejado entrar 10 días antes.
¿Usted no tuvo ningún problema con Francisco?
No, nada. El Papa, que lo quiere mucho a mi hijo menor, como una forma de protección nos sacó del medio. Ahora... tampoco sé si fue el Papa en persona o algún secretario. No creo que Francisco esté mezclado en una cosa de tan poca importancia. No me siento tan importante como para que el Papa se ocupe de mí. Él tiene problemas más grandes con todo lo que está pasando en el mundo. No creo que esté ocupándose de esta tontería.
El día de la audiencia del 2013, su hijo llevaba un cáliz para el Papa, ¿pudieron entregárselo en esa ocasión?
Lo entregamos un año después, mi hijo volvió y lo dejó en la oficina de los regalos para el Papa. Tuvo que entregarlo indirectamente.
¿Qué opina de quienes afirman que algunos medios quieren fogonear una disputa entre el Papa y el gobierno de Macri?
De política le puedo decir muy poco. No soy de ningún partido político. Pero creo que el Papa es ajeno a estas cosas. Todo son manejos de gente de segunda línea de un lado y del otro. Tampoco creo que el Presidente se esté preocupando si el Papa dice que sí o que no. En el país hay terribles líos como para ocuparse de eso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora