Alejandro Alberto Colparis y Nelson Gabriel Arias serán llevados a juicio por el homicidio doblemente calificado del taxista Mariano Ezequiel Villa, ocurrida el 5 de Agosto pasado.
El fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio, requirió juicio ante el Juzgado de Garantías 1, para Alejandro Alberto Colparis por el delito de homicidio doblemente calificado criminis causa y con alevosía en perjuicio de Ezequiel Mariano Villa y contra Nelson Gabriel Arias por el delito de encubrimiento agravado. En el mismo requerimiento solicitó el sobreseimiento de Roberto Vicente "Huevo" Arias, quien había sido imputado inicialmente.
El hecho por el que serán juzgados ambos jóvenes ocurrió la madrugada del 5 de agosto de este año, cuando el taxista Villa perdió la vida dentro del automóvil que conducía por dos disparos de arma de fuego que le habría propinado Colparis en la cabeza para asegurarse impunidad tras el apoderamiento del dinero que éste portaba.
De toda la prueba reunida durante la investigación, al fiscal le queda claro que el móvil del crimen habría sido el de sustraer elementos personales del taxista, provocándole un ataque y desapoderamiento de dinero para luego darse a la fuga.
En el caso del imputado Arias, no estuvo presente al momento de los hechos pero se pudo comprobar que le habría aportado el arma utilizada para acabar con la vida de Villa y luego le reclamó la devolución de proyectiles, lo que permite inferir que no solo conocía la existencia del arma en poder de Colparis, sino también su empleo para la comisión del delito.
El trabajo investigativo de personal de la División Homicidios fue fundamental en esta causa, ya que incluso debieron trasladarse a la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, para trasladar a Colparis, quien tras cometer el delito se había fugado buscando impunidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


tiziano  ferio
tiziano ferio · Hace 20 días

de a poco la inseguridad y el crimen se acentúan en la ciudad


Se está leyendo ahora