El macabro hallazgo que se produjo el lunes pasado cerca de las 7.30 en el basural que se encuentra atrás del barrio Parque La Vega, en la zona sur de la ciudad, todavía tiene pocas certezas desde los estamentos oficiales del Gobierno. Minutos después de que se conociera la noticia, la madre de la víctima reconoció el cuerpo en la morgue judicial y señaló que era el de su hijo. Tras el reconocimiento, se trataría de Emanuel Torres, el joven de 17 años que desapareció el 30 de octubre.
El hermetismo oficial en procura de respetar los tiempos procesales y la sensibilidad de las familias afectadas hace suponer que la investigación inicial por parte del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) no debería tener fisuras, sin embargo, una vez más sobre la marcha y por algún motivo decidieron cambiar la fiscalía actuante pasando de la número 1 a las 4 perteneciente a la Unidad de Graves Atentados Contra las Personas.
El fiscal Ramiro Ramos Ossorio, encargado de la investigación, sostuvo en diálogo con medios salteños que si bien la madre del joven Emanuel Torres reconoció las prendas de vestir de su hijo, el letrado consideró que no son pruebas suficientes y en ese sentido ordenaron tener más pruebas contundentes. Además, el fiscal también hizo hincapié en el avanzado estado de putrefacción que tenía el cuerpo en el momento de ser encontrado, es por ello que decidieron ordenar dos nuevas pruebas que tienen que ver con el ADN del cadáver y la compatibilidad con piezas dentarias que se puedan extraer.
Mientras se aguarda por los resultados que arrojarán los distintos peritos científicos, otras áreas como al Brigada de Investigaciones o la misma Policía de Salta salieron a recorrer la zona en busca de pistas que acerquen a la verdad de lo sucedido.
Dos carreros fueron los encargados de dar aviso a la Policía tras descubrir el cuerpo el lunes 7 del corriente mes en la zona sur.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 23 días

El CIF Centro de Inutiles Falaces


Se está leyendo ahora