Existen en el mercado diferentes equipos cuya tecnología permite tratar éstas afecciones. Son equipos de última generación que utilizan el fenómeno de criolipólisis (esto es aplicable sólo a tratamientos corporales). El objetivo es lograr la reducción de pliegues y perímetros de tejido graso. La profesional especialista en medicina estética, Loren Tanjilevich, desarrolló en diálogo con El Tribuno, de qué se trata este tratamiento, cómo funciona y cuáles son sus resultados en dos o tres sesiones.
Fenómeno de criolipólisis
Es una terapia que consiste en provocar la disminución del tejido adiposo mediante la aplicación de frío. El tejido graso que la conforma es un cúmulo de células llamadas adipocitos que almacenan lípidos en su interior, triglicéridos y ácidos grasos.
El principio se basa en que las células adiposas son más vulnerables a la extracción de energía (enfriamiento) que el resto de los tejidos circundantes. Es uno de los tejidos más abundantes y representa el 15 a 20 por ciento del peso corporal en el hombre y el 20 a 25 por ciento en la mujer.
Su función es la de almacenar energía en forma de triglicéridos. Al transformarse en adultos pueden aumentar de volumen por el incremento de lípidos acumulados en su interior.
El tejido adiposo es intrínsecamente más sensible al frío que otros tejidos adyacentes por estar más vascularizados.
La aplicación de frío induce a la vasoconstricción seguido de la disminución en la perfusión y consiguiente hipoxia produciendo apoptosis que se trata de muerte celular programada.

Los resultados

Este proceso da como resultado una inflamación del tejido (paniculitis) y stress oxidativo celular y a posteriori los macrófagos (células de la sangre, llamadas también "basureros del cuerpo") se encargarán de la eliminación en forma lenta y progresiva
"Este tratamiento se realiza sin alterar el nivel de los lípidos en sangre, dato muy a importante si consideramos que los pacientes pueden tener niveles elevados de lípidos en sangre con otros tratamientos", enfatiza Tanjilevich. "En todo tratamiento se debe evaluar al paciente y realizar diagnóstico diferencial para ver si es un pliegue graso y no uno producido por flaccidez cutánea o muscular", agregó la médica.
Para complementar
La especialista también dijo que, como complemento, se sugiere: ingerir alimentos con bajo contenido graso, realizar actividad física aeróbica y complementar con radiofrecuencia, electroestimulacióin y presoterapia según el paciente.
Este tipo de tratamientos está indicado para tratar adiposidades localizadas y sobrepeso moderado. Las zonas recomendadas para la aplicación son: el abdómen bajo y alto, los flancos, zona trocanterea (zona interna de rodillas), adiposidades en la espalda, piernas (pantalón de montar).
Son necesarias entre dos y tres sesiones con intervalo de 28 días entre ellas para reducir aproximadamente de 3 a 6 centímetros de circunferencia en la zona tratada.
Se trata de un método no invasivo, muy bien tolerado con buena respuesta en el tiempo y duradero. "Prácticamente sin efectos secundarios, ni contraindicaciones. Como es de suponer son tratamientos que deben ser realizados por médicos entrenados para esto", dijo Loren Tanjilevich para concluir.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia