Dos familias criollas están preocupadas por la ocupación de sus tierras y, para demostrar la propiedad, muestran las fotos que sus abuelos se tomaron en puesto La Mina en la década del 30. También tienen las actas registradas desde hace varias décadas por la propia Policía de la Provincia, que dan cuenta que los Burgos y los Abán ocupan el lugar desde hace más de 50 años.
Pero desde el pasado 30 de abril unas diez familias wichis se asentaron en ese puesto, donde los criollos viven de la cría de animales. "Con el argumento de que son originarios dueños de la tierra y que supuestamente fueron autorizados por el INAI -Instituto Nacional de pueblos Indígenas- ocuparon parte de los terrenos. Sabemos que tienen la intención de sacar madera, pero no lo podemos permitir", explicó Mónica Burgos, nacida y criada en puesto La Mina.
El lugar está ubicado a unos 60 kilómetros al este de la intersección de las rutas nacionales 34 y 81, y a 14 kilómetros de la localidad de Hickman.

Monte frondoso
Puesto La Mina, según explican los integrantes de las familias Burgos y Abán, "originalmente abarcaba 5.000 hectáreas, pero se fueron vendiendo como fincas y finalmente nos quedaron 1.721. Vivimos de la cría de ganado, pero también tenemos especies forestales muy valiosas porque por años nos hemos ocupado de protegerlas. Ahora estas familias aborígenes nos dijeron que quieren comenzar a talar el monte para vender madera y porque, según aseguran, las tierras les pertenecen a ellos. A la vez tenemos miedo que nos maten los animales, y por los niños de esas familias que puedan sufrir algún accidente en el marco de nuestro trabajo".
Denuncia penal
Ambas familias criollas se presentaron a denunciar la situación en la Fsicalía de Embarcación, pero no los recibieron aún porque la fiscal está de licencia y, se estima, se reincorporará esta semana. "No entendemos cuál es la intención o si hay algún negociado, porque se instalaron en puesto La Mina traídos por un señor, Teodoro Paz, y el abogado oranense Hernán Macietti".
El letrado, en diálogo con El Tribuno, descalificó a los criollos que reclaman por la actitud de los wichis y asegura que "está corroborado que ese lugar es de los wichis. Ellos se fueron por trabajo, pero volvieron. Desde 2008 hay un relevamiento territorial por aplicación de la Ley 26.160". Macietti dijo que los criollos pretenden iniciar un juicio de sucesión veinteñal, "pero a mi juicio están muy mal asesorados", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora