La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner visitó este mediodía la embajada de Cuba en Buenos Aires para presentar sus condolencias al pueblo de ese país por la muerte de Fidel Castro, a quien calificó como "el último líder moderno".
Fernández de Kirchner llegó anoche a Buenos Aires para concurrir esta mañana a los tribunales federales de Retiro, donde dejó registro de sus huellas digitales y se sometió a un informe socioambiental sin la presencia del juez Claudio Bonadio, quien lleva la causa por la venta de dólar futuro en la que la exmandataria está procesada.

Tras su paso por Tribunales, la ex mandataria se dirigió a la representación diplomática de Cuba ubicada en Virrey del Pino 1810 del barrio porteño de Belgrano, donde se reunió con el embajador cubano en Argentina, Orestes Pérez Pérez, ante quien presentó sus condolencias por la muerte de Castro.
Con motivo del fallecimiento del líder cubano, la embajada en Buenos Aires abrió un libro de condolencias, que estará disponible hasta el viernes 2 de diciembre."Fidel fue el último líder moderno; solamente los necios pueden discutirlo o negarlo", dijo la exmandataria en declaraciones a la prensa cuando se retiró de la embajada, en las que agregó que, "cuando se va un grande, no hay que estar triste, sino al contrario, y más cuando ha vivido como lo he hecho él, atento a lo que pasaba en su país y en el mundo".

Cristina precisó que, en el diálogo con el embajador, estuvo "recordando los momentos que compartimos en la isla y todo lo que se ha logrado en este tiempo de apertura" y aseveró que vio al diplomático "muy optimista y muy seguro después de las cosas que ha vivido Cuba".

"Cuba ha vivido uno de los procesos más revolucionarios y transformadores del siglo 20", resaltó la ex jefa de Estado.

Cuestionamientos al operativo

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó que, según dijo, se hayan movilizado casi 500 efectivos de fuerzas federales para custodiar su llegada a los tribunales federales de Retiro y criticó al juez federal Claudio Bonadio por no estar presente durante el trámite judicial que realizó en la causa por venta de dólar a futuro.

"Hoy. 7.45 hs. Comodoro Py todo vallado. 300 gendarmes. 100 policías. 70 prefectos. 15 carros de asalto. 4 camiones hidrantes y 2 cisternas de agua para recarga en caso de que se agoten. Me parece que alguno va a tener que cambiar de terapeuta...", afirmó Cristina Kirchner.

A través de la red social Telegram, la exmandataria consideró que "esta gente no está nada bien" y cuestionó que durante su presencia en Tribunales no se hizo presente el juez federal Bonadio.

"Llego al cuarto piso. En las oficinas del juzgado, dos o tres empleados. Qué raro, siempre estaba lleno de gente ¿Será por la hora?", señaló.

Agregó: "La secretaria María Muntaner no está. Nos dicen que está estacionando el auto. Ajá... Pregunto por Su Señoría. Nos dicen que todavía no llegó. Ajá. A todo esto habían pasado las 8:00".

Además, relató que esperó "un rato hasta que llega el personal encargado de realizar los trámites administrativos" y que "la toma de huellas dactilares, como es obvio, la realiza personal de la Policía Federal que no tarda más de 10 minutos".

"Luego, el informe socioambiental que lo realiza una trabajadora social. Demora otros 10 minutos. Eso fue todo.Finalmente la realidad siempre se impone. Lo más sensato y moderno de todo: las toallitas húmedas para limpiarte los dedos entintados.Increíbles, como estos tipos", dijo.

Asimismo, la exmandataria señaló: "Cuando me fui Bonadio todavía no había llegado. Y ¿sabés qué? Además no paga Ganancias", subrayó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...