Cristina Noblía es una reconocida médica, mastóloga del Instituto de Oncología Ángel Roffo, de la Capital Federal, y directora del curso anual de la Escuela Argentina de Mastología. Estuvo en Salta la semana pasada en las II Jornadas de Mastología e Imagenología Mamaria, organizadas por Ginecología y Mastología del Hospital Arturo Oñativia y la Unidad de Mastología del Hospital Público Materno Infantil, el Programa de Educación Médica Continua del Colegio de Médicos y el Círculo Médico de Salta. En una entrevista concedida a El Tribuno, Noblía remarcó que el control mamario "es fundamental, ya que un diagnóstico precoz indica una buena evolución y subrayó que el riesgo más importante para tener un cáncer de mama "es ser mujer y cumplir años".
Sobre el caso de la actriz Angelina Jolie y las operaciones que se hizo por sus antecedentes familiares con cáncer, Noblía explicó que "si una mujer tiene el BRCA -un gen supresor- mutado, más que sacarse las mamas lo que tiene que hacer es sacarse las trompas y los ovarios".

¿Las campañas de concientización y prevención pudieron reducir el "fantasma" del cáncer de mama entre las mujeres?
Sí, ya que estas campañas hicieron que las mujeres se controlen más y sepan que existe un especialista llamado mastólogo. El control se basa en 3 pilares: 1) autoexamen: si la mujer no tiene menstruaciones, elegir un día fijo en el mes; si las tiene realizar el autoexamen 2 o 3 días después de finalizada la menstruación. 2) Examen clínico: a partir de los 20 años, consultar una vez al año y, a partir de los 40 años, cada 6 meses. Si existen antecedentes familiares de cáncer de mama comentar al mastólogo para evaluar frecuencia de las consultas. 3) Mamografía: en la población general se recomienda la primera a los 35 años y luego de los 40 una vez al año. Si la mujer tiene antecedentes familiares de cáncer de mama, tiene que comenzar los controles a los 25 años o 10 años antes de la edad de la aparición de cáncer de mama en su familiar. Es decir, si la madre tuvo cáncer de mama a los 40 la hija debe hacerse la primera mamografía a los 30.

¿El cáncer de mama siempre es hereditario?
No. El 70% de los cánceres de mama son esporádicos ( no se puede demostrar su origen familiar o hereditario). Solo un 5 al 10% son hereditarios. De estos, aproximadamente el 50% tienen el gen BRCA 1/ 2 mutado. Es importante saber que, cuando una mujer tiene francos antecedentes familiares, el mastólogo tiene que pedir un asesoramiento genético. El genetista será el que luego de evaluar los antecedentes decida pedir o no el estudio genético. Este estudio lo debe hacer primero la paciente que tiene el cáncer, y de acuerdo al resultado se estudiarán o no los familiares. El riesgo más importante para hacer un cáncer de mama es ser mujer y cumplir años. Es decir, cuanto más grande somos, más posibilidades tenemos de contraer un cáncer de mama.

¿Cuáles son los factores de riesgo para tener un cáncer de mama?
Los más importantes son el sexo (ser mujer) y la edad (cuanto más grande, más posibilidades). Una de cada ocho mujeres que vivan hasta los 80 años tendrá un cáncer de mama. La historia familiar y la carga genética le siguen en importancia. Biopsias previas con lesiones de alto riesgo como el carcinoma lobulillar in situ y la hiperplasia atípica, antecedentes de irradiación torácica con altas dosis, también son factores de riesgo importantes. Existen otros factores de riesgo de menos peso como los reproductivos, hormonales exógenos, dietarios, ambientales, etcétera. Respecto a la etnia, la más asociada a mutaciones genéticas es la judía Ashkenazi. Y otro tema para tener en cuenta es que en la actualidad se están dando más casos en mujeres jóvenes, pero no se sabe por qué; se está estudiando.
Repasemos el caso de Angelina Jolie, que se sacó las mamas y los ovarios por su herencia.
Angelina Jolie se realizó el estudio genético porque su madre se murió de cáncer de mama. Tenía el BRCA 1/ 2 mutado. Esto implica que tenía altas chances de hacer un cáncer de mama pero también de ovario, por lo cual se le realizó una mastectomía de reducción de riesgo bilateral y la exéresis de las trompas y los ovarios.
Debo aclarar que en los casos de pacientes con el BRCA 1/ 2 mutado les informamos las estrategias de reducción de riesgo (vigilancia estricta con mamografía y resonancia nuclear magnética de mama, quimioprevención con tamoxifeno o raloxifeno, o mastectomía de reducción de riesgo) y junto con la paciente se elige una de ellas. Lo que sí le indicamos es la salpingooforectomía bilateral una vez que haya terminado su paridad o a los 40 años.
¿Entonces es más aconsejable que sacarse las mamas?
Cuando tenemos una paciente con el BRCA 1/ 2 mutado le indicamos la exéresis de las trompas y ovarios debido a que puede tener cáncer de ovario. El cáncer de ovario es difícil de diagnosticar y cuando se encuentra generalmente es un estadio avanzado. Por el momento, la salpingooforectomía de reducción de riesgo es la única estrategia de reducción de riesgo que se ha demostrado que mejora la sobrevida. En cambio, las mamas son fáciles de seguir y de controlar y si la paciente llega a desarrollar un cáncer de mama, en general es un estadio inicial. Sin embargo, en muchas pacientes realizamos la mastectomía de reducción de riesgo (reduce el riesgo de cáncer de mama en un 90%). Las pacientes están muy ansiosas al saber que pueden tener un cáncer de mama. Aparte existen técnicas de reconstrucción mamaria con muy buenos resultados estéticos que alientan a la paciente a realizar esta operación. El mensaje que quiero dar es que ante una paciente con BRCA 1/ 2 mutado, sí indicamos la salpingooforectomía bilateral luego de cumplida la paridad, y le informamos a la paciente sobre la existencia de la mastectomía de reducción de riesgo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora