*

Cristina pedirá que se levante el embargo sobre su pensión como expresidenta
La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner prepara con sus abogados un pedido para que se levante el embargo sobre la pensión que le corresponde como exjefa de Estado y viuda de otro exmandatario, tras la inmovilización de la cuenta del Banco Nación donde cobraba todos los meses.
Para la defensa de Cristina Kirchner, la inmovilización de la cuenta dispuesta por el juez Claudio Bonadio es "ilegal", por lo que tomarán acciones para destrabar el cobro de los fondos que el Estado le deposita por su pensión y la de su difunto esposo Néstor Kirchner.
Consultado por NA, el abogado de la líder del Frente para la Victoria, Gregorio Dalbón, opinó que la medida dictada por Bonadio es "abuso de autoridad" e inclusó aventuró que debido a este procedimiento en perjuicio de su clienta el magistrado "es pasible de un juicio ante el Consejo de la Magistratura".
A su vez, sostuvo que por el embargo a Bonadio le podría caber una "denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público y prevaricato". "Si alguien inmoviliza los fondos, está cometiendo un delito que se llama prevaricato y abuso de autoridad", insistió.
El Gobierno señaló que, al momento, Cristina Fernández de Kirchner cobra, como cónyuge y heredera del beneficio de Néstor Kirchner, 143.539 pesos brutos y, por su pensión personal, otros 188.538 pesos por mes: en total, son 332.077 pesos sin los descuentos, mientras que con las deducciones, son, de bolsillo, 210.780 pesos mensuales.

El embargo

El juez Bonadio ordenó hace dos semanas el congelamiento de todas las cuentas bancarias a nombre de la expresidenta, en el marco de la causa por la venta de dólar futuro, en la cual está procesada y se le fijó la inhibición general de sus bienes. Para dar cumplimiento a la medida, el magistrado libró un oficio al Banco Central de la República Argentina (BCRA) y a los bancos Nación, Patagonia, Santa Cruz y Galicia.
La decisión fue tomada luego de que Cristina Fernández rechazara el embargo de 15 millones de pesos que le fijó Bonadio en esta causa, por lo que la expresidenta no puede disponer de los fondos depositados en sus cuentas o bien realizar transferencias u operaciones.
La medida se suma a la inhibición general de sus bienes, dispuesta por Bonadio el mismo día en que se notificó del procesamiento, lo que en la práctica significa que no puede vender o gravar ninguna de sus propiedades inmuebles o muebles registrables, lo que incluye acciones de sus empresas.
En la causa por la venta de dólar a futuro, Cristina Kirchner está acusada de haber "impartido instrucciones" a sus funcionarios para concretar esas operaciones que generaron pérdidas al Estado, lo que fue desestimado por la exmandataria, que denuncia una "persecución" en su contra a partir de la asunción de Mauricio Macri en la Presidencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...