La ceremonia de traspaso presidencial sigue en la indefinición. Ayer, con la aparición en escena de un actor hasta ahora desconocido, el titular de la Escribanía General de la Nación, Natalio Etchegaray, el kirchnerismo buscó entorpecer todavía más el acto del próximo jueves.
Requerido por el secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro, Etchegaray emitió un dictamen que establece que la finalización del mandato de la presidenta Cristina Kirchner "expira a la hora 24" del 10 de diciembre y que el nuevo Jefe de Estado, Mauricio Macri, asumirá su cargo "cuando preste juramento en el Congreso Nacional".
En sus declaraciones, De Pedro, justificó el pedido basado en que, "funcionarios del próximo gobierno estaban diciendo que iban a tomar el control de las fuerzas de seguridad desde las 0 del día 10", algo que desde el oficialismo consideraban, "una situación muy grave".
El dictamen se contrapone a la versión difundida por los referentes de Cambiemos, quienes sostenían que el mandato de Mauricio Macri comienza a las 00.00 del mismo 10 de diciembre, y que por ende era quien estaba en condiciones de determinar la forma en que iba a tener lugar la ceremonia.
La difusión del comunicado por parte del kirchnerismo no tiene mayor valor ya que como se aclara, tras el juramento ante la Asamblea Legislativa, es decir al mediodía del jueves, Macri podrá decidir donde hacer la ceremonia.
El mismo Etchegaray se mostró, en posteriores entrevistas, a favor de realizar el acto en la Casa Rosada, ya que es "tradición" que el traspaso de los atributos presidenciales (banda y bastón) se efectúe en ese lugar. A la vez se puso a las órdenes del Presidente electo, "si Macri me convoca a la Casa Rosada iré allí", aseguró.
"Llegar a un consenso"
Ayer por la tarde, Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, aseguró que se sigue trabajando para, "buscar el máximo nivel de consenso posible, que no sé cuál será". El legislador sí confirmó que las invitaciones al Congreso serán remitidas por el Gobierno entrante, en tanto que la seguridad estará a cargo de un comando conjunto. Consultado sobre las declaraciones de Cristina Kirchner, que aseguró que Macri le había gritado por teléfono, Pinedo sostuvo que "nunca lo vi (a Macri) faltarle el respeto ni gritarle a nadie. No creo que sea así".
La novela sigue y nadie sabe en qué terminará.

politicos1.jpg

Extreman medidas de seguridad
Para Sergio Berni, no debería haber incidentes durante la asunción. El Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró ayer que no debería haber ningún tipo de incidente durante la ceremonia de traspaso presidencial del próximo jueves.
"No debería haber ningún tipo de desborde, trabajamos para que todo salga de manera pacífica", afirmó.
Berni garantizó que se están tomando todos los recaudos necesarios para custodiar la zona comprendida entre el Congreso y la Casa Rosada, a fin de evitar que se produzcan incidentes entre los partidarios del presidente electo, Mauricio Macri, y los simpatizantes kirchneristas que se acercarán ese día a despedir a Cristina Kirchner.
"Está previsto realizar un operativo importante, normal para las características del evento al que vamos a concurrir, que incluye una movilización importante", explicó el funcionario kirchnerista.
La Cámpora convocó a una concentración frente al Congreso a las 10, que se sumará a la movilización del día anterior en Plaza de Mayo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...