Con una fuerte presencia policial en las afueras del microestadio Delmi se realizó la audiencia pública no vinculante convocada por la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) para tratar la actualización tarifaria que propuso la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (Saeta) que elevará el costo del boleto de colectivo para 2017 un 24,5%. De aprobarse, el valor del boleto urbano para la zona metropolitana en las horas pico pasará de $4,75 a $5,90; y en las horas valle, de $4,30 a $5,35.
Las críticas vinieron de parte del defensor del Pueblo de la Ciudad, Nicolás Zenteno y la secretaria de Defensa al Consumidor, Carina Iradi. El reclamo común fueron las demoras de las unidades, es decir las frecuencias horarias.
"Hoy tenemos colapsado todo lo que es zona sureste y suroeste donde en las horas pico es imposible acceder", manifestó el ombudsman.
La Secretaria del Consumidor también planteó la problemática de las frecuencias. Carina Iradi detalló que el 46% de las denuncias ingresadas en la Secretaría contra Saeta se refieren a ese punto y la prestación del servicio en las horas pico.
Otro dato que brindó la funcionaria es que el 28% de los usuarios que hicieron una denuncia contra de Saeta se debe al trato inadecuado por parte de los choferes en la Secretaría ha representado y que se visibiliza con los malos tratos verbales, en el manejo de la unidades, fundamentalmente durante el descenso y ascenso de los pasajeros.
Zenteno, en diálogo con El Tribuno, pidió que Saeta muestre sus balances para poder conocer cuál es la situación real que tiene la empresa. "Estamos muy preocupados por el déficit histórico que tiene Saeta que hasta 2008 era de $25 millones, y que venía aumentando de acuerdo a la inflación. Pero desde que dejaron de informar no sabemos cuál es el déficit", comentó el funcionario. Y agregó: "Tenemos un aumento que si se llega a dar va a ser del 65% ya que pasaría de $3,25 en enero del año pasado a $5,90. Es un aumento considerable".
Zenteno también se metió en la polémica sobre cuál es el costo real del boleto. "Cuando hacemos el cálculo, tomando en cuenta los subsidios provinciales y nacionales, vemos que termina saliendo a los salteños $22, entonces estamos entre los más caros del país", explicó Zenteno.
Las inmediaciones al Delmi estaban valladas y no se podía circular en auto por la avenida Ibazeta. Quizás, el miedo a que se produzcan incidentes como en 2015, llevó a tomar esta decisión. Mientras transcurría la audiencia un grupo de militantes del Partido Obrero con pancartas y megáfono se manifestaban en contra de estos aumentos propuestos.
La audiencia comenzó pasadas las 8 y en la sala había poca presencia de ciudadanos. La primera en exponer fue Valeria Capisano, que actuó como vocera de la empresa de transporte. En su alocución, defendió la nueva tarifa y comentó que el proceso inflacionario es una de las principales causas de este aumento. "La inflación tiene una directa repercusión en los costos asociados a la prestación del servicio", aseguró Capisano. Además, la vocera aseguró que la actualización tarifaria es absolutamente necesaria para "garantizar la sustentabilidad del servicio" para poder mantener las prestaciones de acuerdo a las necesidades de la demanda.
"Debido a que se observa una inflación acumulada comprendida entre los períodos 2012 y 2016 de un 140% y el incremento del boleto en el mismo período fue de un 87%", fue otro de los argumento que esgrimió la vocera.

La palabra de la AMT

La AMT, de la mano de su presidente Federico Hanne, también estuvo presente en la audiencia pública.
El funcionario realizó un estado de situación del sistema de transporte en el área metropolitana en la ciudad de Salta y detalló que el 60% de los salteños que viajan lo hacen a través del sistema de transporte público. "El 99% de los salteños tiene acceso a un colectivo a menos de cinco cuadras de su domicilio. Hay 49 líneas y 77 ramales. El sistema ha ido teniendo la permeabilidad y la elasticidad que nos fue permitiendo ir llegando cada vez a más lugares", comentó Hanne. Y añadió: "Respecto a la cantidad de coches, si tomamos como parámetro el año 2005 en el cual existían 300 unidades estamos al 2016 habiendo duplicado la cantidad de unidades. Estamos completando las 604 unidades".
Hanne precisó que el 45% de las personas que viajan en el sistema de transporte tienen acceso a beneficios como el boleto estudiantil o a jubilados.
El titular de la AMT aseguró que por más que se tomen los subsidios provinciales y nacionales, el precio del boleto en Salta sigue siendo uno de los valores más bajos a nivel nacional en relación a lo que le cuesta a las distintas provincias más los subsidios nacionales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...