El funcionamiento del relleno sanitario San Javier III estuvo en el ojo de la tormenta varias veces. El año pasado el investigador especialista Lucas Seghezzo elevó un informe al Concejo Deliberante en el que hizo algunas críticas puntuales al tratamiento de los residuos que se hacía en el lugar.
El documento fue solicitado por el órgano deliberativo el 11 de mayo de 2015, de acuerdo a lo que estipulaba la resolución 166 sancionada el día 6 de ese mismo mes. Finalmente fue presentado al Concejo el 1 de junio. Para su realización, el especialista se basó en los datos consignados por la empresa Agrotécnica Fueguina en el marco del Plan de Monitoreo Ambiental de 2014, que fueron sistematizados por la otrora Subsecretaría de Servicios Públicos y Control Ambiental.
Seghezzo, quien es miembro del Instituto Nacional de Energía No Convencional (Inenco) e investigador del Conicet, empezó aquel informe haciendo la salvedad de que "el documento recibido, elaborado por la Subsecretaría de Servicios Públicos y Control Ambiental, no puede considerarse un informe técnico propiamente dicho" y agrega que "la información proporcionada es solamente la materia prima para la elaboración de un informe técnico".
Lucas Seghezzo INENCO - CONICET "Una evaluación constante es la única manera de verificar si los resultados están dentro de los rangos admitidos por la normativa".

Tratamiento "insuficiente"

En comunicación con este medio, el autor de aquel informe enumeró algunos de los puntos destacados que arrojó su análisis. "Existe insuficiente captación y tratamiento de los líquidos lixiviados", puntualizó y explicó que "son líquidos con alta carga contaminante que se producen por la descomposición de la materia orgánica. Si no se captan y tratan adecuadamente, constituyen un alto riesgo para aguas superficiales y subterráneas".
El especialista prosiguió: "En el predio actual hemos observado presencia de desechos industriales y agroindustriales sin tratamiento adecuado y en sitios vulnerables, tales como las cercanías del cauce del río Arenales", y advirtió que "más del 10% de los residuos que ingresan al relleno provienen de establecimientos industriales que podrían estar ingresando residuos peligrosos o con alto contenido de metales pesados".
Los desechos industriales, en la visión de Lucas Seghezzo, deberían recibir un tratamiento especial que actualmente no se hace. El investigador opinó que no tendrían que ingresar en el relleno sanitario porque tendrían un nocividad sensible en el ambiente.
El investigador se lamentó por la inacción de las autoridades luego de conocerse su informe, ya que hasta el momento no se avanzó en ninguna medida ni se mejoraron los análisis de datos que provee Agrotécnica Fueguina. "La Municipalidad ni siquiera analiza los estudios que hace la empresa, los da por aprobados y los archiva. Estas críticas ya las hicimos y lamentablemente no generaron ningún tipo de acción", remató.
"Hay mucha contaminación con residuos en cercanías del relleno sanitario, algo que se puede ver a simple vista"

La planta de biogás todavía no genera energía

Era una de las misiones que se había planteado cuando se la inauguró. En enero de 2013 se puso en marcha la planta de biogás en la zona donde están los vertederos. Por aquel entonces se anunciaba que dicha industria serviría no solo para mitigar el impacto ambiental sino también para generar energía a través del tratamiento de residuos.
Los 110 pozos que componían el sistema servían para transformar el gas metano en dióxido de carbono, generando una disminución del perjuicio medioambiental. Se estimaba que reducía en un 21% el volumen de contaminación que se desprendía de los desechos sólidos. Recuérdese que el gas metano es uno de los que tiene efecto invernadero, señalado a nivel mundial como uno de los factores que causa el calentamiento global.
El proyecto de generar energía eléctrica quedó trunco, aunque la planta de biogás funciona con éxito. "El biogás se quema en una antorcha sin un uso productivo. Lo ideal sería que esa energía se utilice para generación eléctrica", opina Lucas Seghezzo, quien estima que en la actualidad se producen 200 metros cúbicos de biogás por día.
Por su parte, el secretario de Ambiente, Federico Casas, reconoció que en realidad se produce la mitad de biogás de lo que estimó Seghezzo, es decir, 100 metros cúbicos por día. Según sus cálculos esto implicaría 175 kilovatios por hora (kwh) de electricidad. Informes de especialistas internacionales especifican que en promedio, cada habitante argentino gasta 2582 kwh por año, es decir, poco más de 7 kwh por día.
Hecha esa cuenta, puede decirse que por estos días se desperdicia una generación eléctrica anual de 63.875 kwh. Ante esa falta de aprovechamiento, el funcionario municipal renovó la promesa que las gestiones anteriores habían hecho al respecto. "Actualmente solo se produce dióxido de carbono, es decir, se quema el gas y se mitiga el impacto ambiental. Nuestra idea es empezar a transformarlo en energía eléctrica", afirmó.

Recicladores piden material de trabajo

Desde uno de los grupos que separa residuos dicen que no tienen apoyo. En el vertedero San Javier trabajan tres cooperativas que se abocan a la separación de los residuos y al reciclaje. Una vez que realizan la clasificación, venden aquellos materiales que se demandan en el comercio y de esa forma se autoabastecen. Esta estrategia de autoempleo se creó hace ya varios años no ha recibido apoyo del Estado.
Sofía Ábalos pertenece a la cooperativa "Ceferino Namuncurá" -las otras dos son MatRec y Recicladores Salta-, y comentó a El Tribuno que ningún funcionario municipal se acercó a dialogar con ellos desde que hubo recambio de autoridades. Además, expresó: "Todavía no renovamos ningún convenio con la nueva gestión del municipio, nadie se acercó a dialogar con nosotros".
No obstante ello, las tres cooperativas siguen trabajando en el lugar tal como lo vienen haciendo desde que iniciaron sus labores allí. Se organizan por turnos: una opera por la mañana, la otra cumple sus funciones en un turno vespertino y la tercera ejecuta tareas en la tarde - noche.
En cuanto a los materiales de trabajo y los elementos necesarios para mantener la seguridad e higiene, en una labor claramente insalubre, Ábalos aclaró que no reciben nada por parte del Ejecutivo comunal, y que por ello sienten que están desamparados. "No nos dan nada ni tampoco han venido a charlar con nosotros, estamos completamente a la deriva".
El año pasado, realizaron cortes de calle para reclamar por la situación y fueron reprimidos por la fuerza policial. En aquella oportunidad, fueron recibidos por el entonces subsecretario de Servicios Públicos y Control Ambiental, Normando Zúñiga, con quien habían llegado a ciertos acuerdos. Entre ellos se establecía la provisión de uniformes y elementos de trabajo. Sin embargo, esos compromisos no se cumplieron y ahora deberán ser afrontados por la nueva gestión municipal.

Rellenos sanitarios Múltiples lugares

Actualmente, el relleno sanitario San Javier III recibe los desechos de Salta capital, pero también los de Cerrillos, La Merced, Vaqueros y La Caldera. En algunos momentos del año llegan a ser 800 las toneladas por día que entran.
San Javier IV
El nuevo relleno sanitario contará con una membrana aislante que nunca se había utilizado en Salta y que acrecienta la protección del suelo y las napas de agua. Se estima que estará terminado para principios del año próximo.
Planta de biogás
Está en funcionamiento desde 2013 y produce 100 metros cúbicos por día de biogás. Se estima que redujo en un 21% el impacto ambiental que causaban los residuos sólidos, transformado el gas metano en dióxido de carbono.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora