El diseño de la política fiscal del Presupuesto 2017 no es el mejor para estimular que el sector privado sea pujante, invierta y haga crecer al país, porque no ataca los problemas de fondo que atentan contra la inversión privada, la acumulación de capital, la ganancia de productividad, la generación de empleo y el crecimiento de largo plazo.
Este es el análisis que realizó la consultora Economía & Regiones (E&R) al señalar que "el sector privado invertirá, ganará productividad, generará empleo, producirá y exportará más si y sólo si tiene chances de ganar dinero, lo cual es actualmente difícil en Argentina".

Escenario complicado

Los economistas consideraron que es difícil hacer negocios actualmente en Argentina "porque nuestra relación gasto público Producto Bruto Interno (PBI) (+14 p.p), presión tributaria (+10 p.p); costo de capital (doble o triple) y relación costo salarial después de impuestos-productividad del trabajo son los peores de la región, matando la competitividad y la rentabilidad de las firmas".
Sostuvieron que "el problema es que el Presupuesto 2017 no apunta a bajar ninguno de estos cuatro problemas que atentan contra la inversión privada, el empleo y el crecimiento económico".
"De acuerdo con los números presentados, el gasto total del sector público (+22,5 por ciento) aumenta más que la suma de la inflación minorista (+12 por ciento + 17 por ciento) y el crecimiento de la economía (+3,5 por ciento)", manifestaron.
Además señalaron que "paralelamente, la presión tributaria nacional sube de 25,3 por ciento (2016) a 26,0 por ciento (2017).

Pagos y deuda

Del otro lado, los pagos y el stock de deuda crecerían respectivamente +32 por ciento y +24 por ciento con lo cual el costo de capital difícilmente disminuya en 2017, más aun teniendo en cuenta que se espera que la tasa libre de riesgo (basada en la tasa de referencia de Estados Unidos) suba al menos 100 puntos básicos en 2017, pasando de 0,5 por ciento en 2016 a 1,5 por ciento durante el 2017".
En este contexto, los analistas destacaron que el Presupuesto 2017 tampoco planea reducir los impuestos al trabajo, con lo cual la relación costo salarial después de impuestos/productividad del trabajo difícilmente mejore durante el próximo año.

Nueva modalidad de financiamiento

Un estudio elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) y difundido ayer sobre el proyecto de Presupuesto para 2017 señala que el Gobierno nacional buscará colocar deuda de largo plazo por 960 mil millones de pesos, al tiempo que reducirá la asistencia del Banco Central al Tesoro Nacional en 90.000 millones de pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora