Los salteños no olvidan y su solidaridad se hace ver una vez más. Y como ejemplo, surge la comunidad educativa de la iglesia San Juan Bautista de La Merced, de la ciudad de Salta, que lanzó una colecta destinada a la reconstrucción de la parroquia San Francisco Solano, de El Galpón. Dicho templo sufrió un profundo deterioro estructural durante los fuertes temblores de octubre de 2015, que destruyeron decenas de hogares en esa localidad y causaron una víctima fatal.
El movimiento más fuerte registrado aquel 17 de octubre de 2015, fue de 5,9 grados en la escala de Richter.
Los aportes se reciben en la secretaría parroquial, Caseros 857. Quienes estén dispuestos a colaborar pueden comunicarse al 0387-4212794. La cruzada solidaria es encabezada por el sacerdote Cristian Gallardo.
En forma paralela, los alumnos de la escuela parroquial Nuestra Señora de La Merced y del colegio Divina Misericordia realizan una colecta de mercadería no perecedera, que será destinada a los sectores más necesitados de El Galpón. En este caso, el número y lugar de contacto son los mismos que los de la campaña anterior.
Para conectarte Podés ingresar a www.lamercedsalta.com.ar, Facebook.com/pquia.lamercedsalta o vía Twitter: @pquia_lamerced Un edificio con historia
En 1839 el gobernador Manuel Solá destinó fondos provinciales para construir una capilla en El Galpón. Dos décadas más tarde, en 1859, la curia estableció el curato de Metán y designó como cabeza del mismo al pequeño templo, lo que indica que ese lugar fue el centro religioso del departamento Metán hasta agosto de 1861, en que se habilitó la parroquia de San José de Metán.
Según relató el arquitecto Juan Carlos Bernasconi, en una nota publicada por El Tribuno, en 1872 se concretó el desplazamiento de la iglesia y del pueblo, más hacia el sur. "Esta mudanza se origina probablemente a raíz de una ley de 1857 que prohibía enterrar a los difuntos en los predios de las iglesias o en sus cercanías. Las obras quedaron inconclusas, por lo que en 1885 los vecinos del pueblo solicitaron ayuda al Consejo Municipal para terminar su iglesia. Luego, el edificio sufrió serios deterioros, porque en agosto de 1927 el Gobierno de la Provincia destinó fondos para reconstruir un nuevo edificio".
Bernasconi señaló, que a principios de los 40 "se terminó la iglesia con la materialidad y fisonomía con que la conocemos, convirtiéndose en uno de sus edificios más representativo de la comunidad regional".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora