Los fiscales que imputaron hoy al joven detenido tras los homicidios de cuatro personas en Santa Fe consideraron que el acusado buscó con sus múltiples ataques "causar sufrimiento" a su exmujer y madre de sus tres hijos, quien también resultó herida, se informó oficialmente.
El Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino indicó en un comunicado de prensa que este mediodía se llevó a cabo la audiencia de imputación formal de Marcos Feruglio (25) ante la jueza de Investigación Penal Preparatoria (IPP) Sandra Valenti, en los tribunales de la capital provincial.
En la audiencia estuvieron presentes los fiscales de Homicidios, Jorge Nessier y Cristina Ferraro, quienes le atribuyeron al detenido la autoría de cuatro hechos: los homicidios de su exsuegro, Gustavo Dusso (45), y de su excuñada, Camila (15); y las tentativas de homicidio de su expareja, Romina Dusso (20) y de la actual pareja del primero, María Noelia Huss (45).
En los casos de Gustavo, su hija Camila y su pareja Huss, los fiscales entendieron que se trataron de homicidios calificados -el tercero siempre en grado de tentativa- "calificados por ser realizados con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la cual se ha mantenido una relación de pareja (por Romina)".
Mientras que por lo ocurrido contra Romina, los representantes del MPA consideraron que se trató de un intento de homicidio "calificado por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre en contra de una mujer mediando violencia de género".
"Entendemos que todo lo ocurrido en el edificio de calle 25 de Mayo al 1600 (de la ciudad de Santa Fe donde se encontraban estas cuatro víctimas) fue realizado por el imputado para causar sufrimiento a su expareja y madre de sus tres hijos", indicaron Nessier y Ferraro.
Los fiscales reconstruyeron que el arma homicida fue "un cuchillo tipo táctico" de unos 18 centímetros de largo, y que el primero en ser apuñalado fue Gustavo, a quien "el imputado le asestó múltiples puñaladas en la puerta del departamento en el que vivía y que le provocaron la muerte".
Luego, el atacante ingresó al inmueble y "con la misma arma también le asestó múltiples puñaladas a la menor fallecida".
"Del mismo modo y con el mismo medio atacó a su expareja y a la pareja de su exsuegro con la intención de causarles la muerte, no obstante, las lesionó en diversas partes de su cuerpo sin lograr el resultado letal por circunstancias ajenas a su voluntad", indicaron los fiscales.
Durante la audiencia, el imputado Feruglio se negó a declarar ante la jueza Valenti, quien fijó para el miércoles a las 8.30 una nueva audiencia para tratar la prisión preventiva del joven.
En ese sentido, Nessier y Ferraro ya adelantaron que ese día van a pedir que el acusado siga detenido con prisión preventiva.
Además, familiares y allegados de las víctimas declararon hoy ante la jueza Valenti, entre ellos, una amiga de Camila que se encontraba en el departamento al momento del hecho ya que se había quedado a dormir allí declaró y, asustada, contó lo que alcanzó a ver.
En tanto, los fiscales señalaron que "si bien hay indicios que permitirían establecer una vinculación" entre el imputado y los otros dos asesinatos cometidos horas antes en Sauce Viejo en perjuicio de Claudia Oliva (44), madre de Romina; y Nicolás Estrubia (32), actual pareja de la mujer; todavía deben "aguardar el avance de la investigación" para atribuirle formalmente estos hechos a Feruglio.
Para ello, Nissier y Ferraro esperan los resultados de una serie de peritajes sobre rastros levantados en la escena del crimen y en la camioneta Ford Ranger blanca de Estrubia que fue hallada abandonada anoche en la capital santafesina.
Respecto de ese vehículo, los pesquisas creen que el acusado lo utilizó para viajar desde Sauce Viejo, luego de que Estrubia y Oliva fueron asesinados a puñaladas, hacia la ciudad de Santa Fe, donde finalmente quedó detenido tras los homicidios de los Dusso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...