"Los miro y todavía no lo puedo creer. Nunca pensé que iba llegar a tener tres bebés de una sola vez", le dijo aEl TribunoNoelia Álvarez, mamá de los trillizos recién nacidos en una clínica de la ciudad.
La joven, de 19 años, creía que esperaba mellizos, pero el miércoles de la semana pasada se enteró de que venía en camino uno más. "En la última ecografía el doctor me dijo que me prepare porque eran tres. Estaba sola y me largué a llorar. No sé... (breve silencio) pensaba en ellos", recordó secándose algunas lágrimas que, aunque intentaba, no podía contener. Una mezcla de emociones.
Noelia también es mamá de un nene de dos años y justamente una de las cosas que le preocupan es cómo va a reaccionar el pequeño Dieguito con la llegada de los trillizos Evelyn, Joaquín y Román.
Las condiciones precarias en las que vive y el cómo se va a solventar económicamente son otras de sus preocupaciones por estas horas. Noelia es madre soltera y alquila con su mamá una humilde vivienda en barrio Ernesto Miguel Aráoz, en la zona sur, que tiene una sola habitación. "Por el momento nos vamos un tiempo a la casa de un tío en villa Palacios, porque, donde vivo, hay que arreglar una ventana que no tiene vidrio. Por el frío que hace no puedo llevar ahí a los bebés", agregó.
La asignación universal por hijo y una cuota mensual que recibe por el primer nene son sus únicos ingresos. "Algunos dudaron de la necesidad que atraviesa mi nieta debido a que ella se hizo atender en una clínica privada, pero la obra social la tiene por su mamá que, por suerte, trabaja. Solo eso", comentó la abuela, Susana Carrizo.
Susana desbordaba de felicidad. "Dios sabe por qué hace las cosas", dijo. La familia se agrandó y, además de los gastos, se van a necesitar manos para la triple atención.
"Los bebés nacieron un poco antes de lo previsto, porque según explicó el médico ya no se estaban alimentando bien. Por eso se adelantó unos días la cesárea para evitar cualquier riesgo. Felizmente la mamá y mis bisnietos se encuentran muy bien", contó Susana.
En la clínica, una empleada le comentó aEl Tribunoque hace por lo menos un año que no vivían un acontecimiento semejante.

Embarazo adolescente

Noelia Álvarez se enteró de que estaba embarazada recién a los tres meses. Estudiaba en el colegio Aráoz, en el barrio Intersindical, donde cursaba el cuarto año en el turno vespertino. Hasta principios de mayo asistió a clases con su hijo, pero debido a las recomendaciones médicas por el embarazo avanzado abandonó la escuela.
De acuerdo a datos oficiales, en 2014 la tasa de embarazo adolescente fue del 20,8% y en 2015 fue del 19,8%. Aunque hubo una merma de un punto porcentual entre el año pasado y el anterior, Salta encabeza la tasa de embarazos adolescentes en el NOA y el NEA, y supera la media nacional.
Según Unicef Argentina, en 2013 la tasa de nacidos vivos de madres adolescentes fue de 15,7%.

Dos varones y una nena con buen peso

Los nacimientos se produjeron por cesárea el miércoles pasado, entre las 9.30 y las 9.40. La primera en venir al mundo fue Evelyn, con 2,250 kilogramos, le siguió Joaquín con 3,050, y finalmente, nació Román, con 2,050 kg. Fueron atendidos por la obstetra Claudia Anaya y un equipo médico de la Maternidad Privada. Nacieron al final de la semana 37 en perfectas condiciones de salud.

Solidaridad

Tras la noticia del nacimiento de los trillizos el miércoles último, numerosos salteños se acercaron con diversas donaciones hasta Urquiza 150.
Susana Carrizo, abuela de Noelia y bisabuela de los trillizos, repetía a unos y otros con una gran sonrisa de felicidad: "Los bebés están muy bien, son hermosos y gracias a Dios sanitos". Unos cuantos lograron llegar hasta la habitación 307 para dejar sus regalos y sacarse fotos con los trillizos y la flamante mamá.
"Nunca imaginé que tanta gente me podría ayudar. Estoy muy agradecida. Me regalaron hasta champú y jaboncitos, que yo no le había comprado a los bebés", comentó Noelia, que aún sigue en shock por el triple nacimiento.
Los trillizos necesitan de la solidaridad de la comunidad salteña. Los que puedan colaborar con pañales (tamaños P, M y G), leche maternizada, ropa de abrigo y demás elementos para los bebés deben llamar al celular 155782401.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...