Más de 80 vecinos de la ciudad de General Güemes, que concurrieron a observar cómo una vivienda era consumida por las llamas, entorpecieron el trabajo de los bomberos, que intentaban sofocar las llamas.
A tal punto llegó el descontrol de la situación, que fue necesaria la presencia de dos patrulleros de la Policía de la provincia para que los bomberos pudieran realizar su tarea sin mayores inconvenientes.
El hecho ocurrió el pasado jueves, a las 22. 30, en el barrio El Cruce, donde una vivienda prefabricada sufrió un incendio.
Ante la llamada de alerta al cuartel, los bomberos rápidamente se pusieron en movimiento y en menos de 6 minutos arribaron al lugar, ubicado en calle Gobelli.
Las llamas estaban consumiendo una vivienda prefabricada y generaron una enorme columna de humo negro, de más de 10 metros de altura.
Esto causó gran alarma entre los vecinos, quienes se acercaron a los alrededores de la vivienda.
La cantidad de personas que se hizo presente en el lugar impidió que los bomberos pudieran llevar a cabo su trabajo de manera normal.
Hubo problemas para que pudiera ingresar la autobomba, para el desplazamiento de los bomberos y el tendido de las mangueras, entre otros.
Pero lo más lamentable fue el comportamiento de la personas que se acercaron a la zona, simplemente por curiosidad, poniendo en peligro sus vidas y entorpeciendo el trabajo de los agentes.
La mayoría, con celulares en mano, comenzaron a tomarse selfies con la vivienda en llamas de fondo, sin prestar atención por dónde pisaban. Muchos se acercaron peligrosamente a la casa, que se estaba incendiado, simplemente para obtener una mejor toma.
"Tan caótica se tornó la situación que se hizo necesaria la presencia de dos patrullas y varios efectivos policiales debieron actuar para despejar el lugar", contó una vecina de la zona que prefirió no dar su nombre.
El 80% de la casa fue consumida por las llamas y, según datos aportados por los vecinos, estaba deshabitada desde hace un año.
Por su parte, los bomberos voluntarios güemenses manifestaron su preocupación ante este tipo de actitudes, por el enorme riesgo que representan. "Nadie sabía qué había en el interior de la casa, podría haber una garrafa o cualquier otro artefacto con posibilidades de explotar frente al intenso calor: No pudimos trabajar correctamente y los vecinos se exponían, sin darse cuenta, a cualquier accidente", expresaron los bomberos desplazados hasta el lugar del siniestro.
Situación reiterada
Cabe señalar que no es la primera vez que este tipo de conductas imprudentes se registran en la ciudad. "Es importante que la comunidad sepa cómo debe actuar frente a un siniestro similar, cómo colaborar sin entorpecer, pero en especial debe tomar conciencia que no se trata de un espectáculo público digno de retratar, sino que representa un enorme peligro para todos", dijeron los bomberos consultados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Tira Rex
Tira Rex · Hace 2 meses

los hubieran tirados a todos que se ardan con la casilla

Se está leyendo ahora