El sistema de Salud en Salta concentra la atención especializada en hospitales como el Arturo Oñativia. Desde hace algunas horas la gerencia hasta el 2020 quedó en manos de Marcelo Nallar. Reforzar la concepción de la medicina vista como arte y ciencia y exigir que los médicos sean médicos forman parte de sus propuestas centrales. En su segundo período al frente del centro de atención endocrinológica y metabólica de referencia regional el cirujano dialogó con El Tribuno.
¿Cuál es la prioridad para esta nueva gestión?
Hay muchos logros y metas que hemos cumplido y que nos estimulan a seguir. Logramos mejorar y apuntamos a obtener nuevos servicios para una atención integral al paciente endocrinológico y metabólico. Es decir, una atención desde la promoción y prevención hasta la complicación más severa, que es una insuficiencia renal crónica.

¿Cómo se está trabajando en los diagnósticos de bocio?
Cuando empezó a trabajarse en la ecografía para el diagnóstico de nódulo tiroideo (bocio) comenzó a incrementar el número de diagnósticos. Antes solo tenía atención clínica un 10% de los casos y con la ecografía hay un 60% de pacientes con nódulos que están siendo tratados. En cuanto a pacientes con patologías tiroideas, somos referentes a nivel mundial. Logramos muchos objetivos en la parte asistencial.

¿Cuál es el desafío?
En cuanto a la parte asistencial más específica, el desafío tiene que ver con tranquilizar a la gente cuando le diagnostican la enfermedad, explicarles que en la mayoría de los casos de bocio, con un tratamiento y control periódico es suficiente. En la parte edilicia nos hemos propuesto terminar muchas obras que están en curso. La más importante es el centro ambulatorio que está colindante con la Cruz Roja. Con ese sector se habilitarán trece consultorios nuevos para el diagnóstico y el tratamiento de esta patología.

¿Qué otros aspectos cree que ne
cesitan mejorar?

Queremos avanzar con la promoción y prevención de la salud y para eso tenemos que mejorar toda la parte edilicia de lo que nosotros llamamos extramuro. Desde hace ocho años estamos trabajando en llevar estos conceptos a la comunidad. Nosotros vamos en busca de los pacientes. Eso se hace en el primer nivel con la comunidad y con la gente donde el rol de los medios de comunicación es muy importante.
Pero las quejas por la demora en los turnos continúa...
La demanda es superior a la oferta, la demanda quiere decir que hay más pacientes que necesitan consulta con la cantidad de profesionales o consultas disponibles. A pesar de hacer algunas mejoras como abrir nuevos consultorios y dar a los profesionales más cantidad de obras, no es suficiente. La demanda sigue siendo mucha. Paliamos un poco pero no es suficiente y no alcanza. Estamos siendo superados por la demanda.

¿Cómo se puede contrarrestar esta realidad?
El trabajo consiste en identificar cuál es el grupo de pacientes que nunca consultó en el hospital y que tiene una patología potencialmente grave y cuál es el grupo de pacientes que puede esperar.

¿Y eso no se hace ahora?
Se está utilizando a través de un interrogatorio cuando llaman a pedir turno y a través del equipo de promoción y prevención de la salud.

¿Cuántos médicos hacen falta?
Siempre hacen falta más médicos y más consultorios. Específicamente tenemos deficiencia en la cantidad de especialistas en endocrinología. Hemos actuado y acusado recibo de este problema y se formó una residencia en endocrinología, que es una de las mejores en el país por el volumen y la capacidad de los docentes. Esta residencia nos permitirá formar más especialistas en la materia. Actualmente existen seis endocrinólogos pero más que en el número me basaría en el trabajo interdisciplinario.

¿Cómo es ese trabajo?
Disponemos de un equipo de lujo de ecografistas, cirujanos, endocrinólogos, anatomopatólogos. En este evento solo nombré cuatro especialistas en el manejo del bocio, es decir que lo que necesitaríamos sería fortalecer ese equipo interdisciplinario que tenemos y ayudarlo para que tenga llegada a toda la provincia.

¿Cuál es la enfermedad más consultada en el hospital Oñativia?
El hipotiroidismo, que es la falta de la función de la glándula tiroide. El bocio está vinculado con la tiroide porque es el aumento de esa glándula y está dentro de lo que más se consulta en el hospital.

¿Qué siente cuando se logra un equipo de alta tecnología pero hay una gotera en el techo que lo perjudica?
Son hospitales que tienen sus años y hay cosas de esperar. Recordemos que el servicio de mantenimiento estuvo tercerizado hasta hace algunos meses. Ahora estamos efectuando tareas preventivas y trataremos de corregir, en épocas que no llueve, todas las goteras posibles. Siempre es un poco frustrante cuando uno ve una gotera pero también es un desafío. Tuvimos la desgracia de que nos pasó eso, pero los estudios estuvieron suspendidos solo un día y se solucionó.

¿Existe un equipo de hemodinamia en el hospital? ¿Por que no funciona?
Ese equipo tiene una historia muy particular. Fue donado al hospital por un grupo de hemodinamistas que me pidieron reserva. Lo trajimos, le destinamos un lugar haciendo un proyecto junto a la Secretaría de Obras Públicas y arquitectos especialistas en salud. Hay que darle un lugar especial con paredes especiales porque se trabaja con rayos. La construcción de ese búnker cuesta unos tres millones de pesos. Hemos iniciado los trámites con apoyo del Gobierno de la Provincia ante lo que era la Secretaría de Planeamiento de la Nación, y cuando estaba a punto de salir nos cambió el gobierno, así que estamos reiniciando los trámites.
Pero mientras tanto el equipo está parado.
El equipo está desarmado, esperando que nosotros hagamos el lugar que lo albergue. Hace un año se hizo el trámite.
¿Y por qué no con fondos de la Provincia?
No estaba presupuestado dentro de lo previsto para el 2015, entonces lo pedimos para este año, creo que entró dentro del presupuesto para el 2016. No nos dieron los fondos discriminados para obras, pero hay un monto determinado para el hospital.

¿Cuál cree que fue la diferencia para que su proyecto fuera el ganador para la gerencia?
Creo que fue el tercer pilar de la gestión como lo es el manejo de los recursos humanos. Específicamente con el control de la tarea de un médico dentro de un hospital. Hace ocho años pensaba que con un control con huella digital, tarjeta o planilla era lo indicado, pero cuando uno investiga otros métodos se da cuenta de que no es así. Para ello es necesario detenerse en la definición de la palabra medicina: arte y ciencia. Al hablar de ciencia estamos hablando de que los médicos tienen que contar con una base de datos actualizada de sus pacientes, saber cómo les va, qué número de casos tienen, cuántas complicaciones. Es muy importante que se conozca el número de pacientes, el tratamiento que llevan adelante y el manejo que se realiza de ellos, porque de ahí surgen los trabajos científicos. Los médicos generalmente nos olvidamos, y me incluyo, y hacemos diagnósticos y tratamientos solamente.

Algunas críticas hacia su gestión fue la de ser autoritario.
Escuché eso y me presenté en las elecciones para saber la opinión de todos. Si yo no ganaba las elecciones, no presentaba mi proyecto. Esta forma de gestionar lleva ocho años con todo el desgaste que significa y así y todo conseguimos el 68% de empleados que está de acuerdo con la gestión. Con la mayoría tengo mucho diálogo y me he propuesto hablar con los restantes. Mi objetivo es el diálogo y entender a las personas que piensan distinto. Mi única exigencia es que los médicos sean médicos con todo lo que eso implica.

El hospital Oñativia es un centro en el que las amputaciones forman parte de las cirugías más realizadas.
Una amputación es el fracaso del sistema de salud, cada vez que tenemos que amputar un enfermo es porque fracasó el sistema. El hospital ideal es el hospital de camas vacías, medir la tarea hospitalaria por el número de camas es antiguo y con una visión totalmente escueta que no nos permite ver la realidad. Cuando un sistema de salud funciona bien no se necesitan más camas. Amputar una pierna es un fracaso de los últimos 20 años en el sistema de salud. Es un paciente que no fue detectado y al que no llegamos con la promoción y prevención. Marca la calidad del sistema de salud de los últimos 20 años. Si hago muchas tareas de promoción y prevención habla que tengo un gran hospital y si tengo 400 camas con pacientes amputados habla que tengo una muy mala gestión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


maria  gomez
maria gomez · Hace 9 meses

La calumnia puede tener consecuencias insospechadas y el daño provocado injustamente también.. deberían medirse las palabras.. Pero pedir prudencia en quien acusa maliciosamente y de una manera mentirosa , creo q es un imposible.. Quienes conocemos la incuestionable calidad profesional y el admirable ser humano q es el Dr Nallar lamentamos tanta injuria hacia su persona.. Es injusto y doloroso.. Felizmente son muchos más quienes lo valoran, y así lo demostraron quienes lo votaron, los q avalaron su continuidad y quienes día a día lo elegimos como profesional.. Dr Nallar , q logre Ud todos sus objetivos por el bien de todos! UD ES DIGNO DE ADMIRACION Y RESPETO!

Ignacio Gimenez
Ignacio Gimenez · Hace 9 meses

A este psicópata golpeador de mujeres le siguen haciendo propaganda en este pasquín? Basta ya!! EL hospital tiene un gran numero de empleados que ingresaron con su gestión en estos 8 años. Nepotismo, amiguismo y otras yerbas A los antiguos los corrió o se fueron maltratados. Este director del Oñativia es un buen amigo de Urtubey y en eso siempre se amparó

Ignacio Gimenez
Ignacio Gimenez · Hace 9 meses

A este psicópata golpeador de mujeres le siguen haciendo propaganda en este pasquín? Basta ya!! EL hospital tiene un gran numero de empleados que ingresaron con su gestión en estos 8 años. Nepotismo, amiguismo y otras yerbas A los antiguos los corrió o se fueron maltratados

Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 9 meses

El dr Nallar estará bien psiquicamente?Me impresiona mal su mirada..A lo mejor el autoritarismo pasa por otro problema sanitario.O quizás sea soberbia,mal que sufren muchos profesionales,no sólo de la salud.QUÉ LINDA ES LA PERSONA HUMILDE,Y QUÉ MIRADA LIMPIDA TIENE!!


Se está leyendo ahora