Si mantenemos una velocidad constante de 90 km/h (consumo de ruta, según las normativas) obtendremos una alta eficiencia. Tomemos, por ejemplo, un automóvil mediano naftero con motor de 2.0 L; a esa velocidad nos brindará unos 16 km/L (6,2 L/100 Km). Si subimos la velocidad a 120 km/h (consumo de autopista) nuestro auto se pondrá aproximadamente un 20% más goloso: lograremos realizar unos 13 km/L (7,7 L/100 Km). El gasto urbano depende mucho de las condiciones del tránsito y del estilo de conducción (nada de aceleradas y frenadas bruscas), pero en esa situación nuestro auto hipotético gastará por lo menos un 40% más que a 90 km/h.
A pesar de que el precio del gasoil Grado 3 es similar al de la nafta de 98 octanos, los modernos motores diésel son más eficientes. Un mediano gasolero nos dará 19 km/L (5,3 L/100 Km) a 90 km/h; algo más de 15 km/L (6,7 L/100 km) a 120 km/h, y poco más de 11 km/L (9 L/100 km) en ciudad. Sin embargo, las proporciones son similares: 20% más elevando 30 km/h la velocidad en ruta y un 41% más en ciudad.
A más de 120 km/h entra a jugar un factor invisible: la resistencia del aire al avance del vehículo. Y en esto es vital la aerodinámica: a mayor área frontal, más resistencia. Así, se debe tener en cuenta que cuanto más rápido vamos, mayor será la potencia que deberá entregar el motor y eso requiere combustible. Un dato: desde los 150 km/h, la erogación de potencia se cuadriplica... Moraleja: la velocidad se paga en el surtidor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


jimmy jimmy
jimmy jimmy · Hace 1 mes

que nota más pedorra...

Anibal Trupi
Anibal Trupi · Hace 1 mes

Técnicamente muy pobre la nota

Nacho Man
Nacho Man · Hace 1 mes

no hay tips para ahorrar comida?

Pepe Argento
Pepe Argento · Hace 1 mes

Estaría buenísimo que hablen de lo que se gasta también en reparar la suspensión y tren delantero de los vehículos, el combustible es el menor de nuestros problemas...

Rodolfo  Elias
Rodolfo Elias · Hace 1 mes

jaja, de verdad, y te falto mensionar los semaforos mal sincronizados que generan caos y mayor consumo de combustible y los vehiculos estacionados en doble fila


Se está leyendo ahora