Se efectuó la entrega de carpetas técnicas por la ampliación o mejoramiento que se realizó en 40 módulos habitacionales del barrio Ramón Abdala.
Con la presencia del Intendente Gustavo Solís, acompañado por el presidente del IPV, Sergio Zorpudes, y otras autoridades locales se llevó a cabo la entrega de carpetas en el Salón Cultural de la Ciudad Termal.
Estas obras que significan mucho para las familias rosarinas beneficiadas, fueron realizada a través del Programa Federal de Integración Socio Comunitaria de la Nación, con la coordinación del Municipio de Rosario de la Frontera y el Instituto Provincial de la Vivienda. "El Gobierno de la Provincia había construido un módulo, pero allí viven familias numerosas, entonces lo que se hizo fue completar con dos habitaciones y una cocina comedor. De ese modo, les está quedando una vivienda de 50 m2" explicó, Adriana Perez, jefa de programa.
"Estos 40 mejoramientos fueron destinados a personas que supuestamente no tenían una vivienda. Vamos a realizar periódicamente controles para ver si utilizan las casas para vivir o no, porque hay mucha gente que espera, que tiene necesidad de un techo. No vamos a permitir que haya algunos que tengan dos o tres viviendas o que hayan sido beneficiados con un mejoramiento para alquilarlo o para pasar un fin de semana", enfatizó el intendente Solís.
Cabe destacar que la encargada de la mano de obra fue una cooperativa contratada por el municipio, que trabaja con obreros de la zona. "La ventaja de esto es que se da la oportunidad de salida laboral a las familias y se consigue, en este caso, el completamiento de la vivienda. Estamos utilizando este método a lo largo y a lo ancho de la provincia", afirmó la Adriana Pérez.
El intendente aclaró que se están haciendo cargo de la problemática de viviendas y expresó públicamente: "No nos quedamos de brazos cruzados sabemos que esto no alcanza y vamos a seguir presentando proyectos tanto para construir viviendas como para ampliaciones y lo importante es que en estos momentos difíciles podamos avanzar". También, pidió paciencia a aquellos que nunca han sido beneficiados con una vivienda. "Estamos trabajando, viendo la posibilidad de poder explotar algún loteo para aquellos que por algún motivo no pueden acceder a una casa, sabemos que de alguna forma tenemos que ayudarlos", resaltó.
El presidente del IPV, Sergio Zorpudes, dejó en claro que "las cuotas que terminan devolviendo las familias por la ampliación son muy accesibles, de $400 a $500".
En Rosario de la Frontera se están construyendo 226 viviendas, las cuales ya superaron el 70% de su obra. Además, se está terminando un nuevo proyecto en terrenos del IPV donde se van a construir 28 viviendas de 3 dormitorios también a través del Sistema de Cooperativas.
Sergio Zorpudes manifestó que "una vez que la obra esté más avanzada se va a proceder a hacer los sorteos de adjudicación y luego los sorteos de ubicación. Esos son los dos sorteos que realiza el IPV".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora