Cuatro sujetos -dos de ellos menores de edad y de nacionalidad boliviana- fueron detenidos por la Brigada de Investigaciones de la Policía, acusados del brutal homicidio de Lorgio Solís, un hombre de 40 años que tenía doble nacionalidad. La víctima fue ultimada a golpes y su cuerpo, al ser encontrado por vecinos del Sector 5, presentaba el rostro y el cráneo literalmente destrozados.
El hallazgo del cuerpo de Solís se produjo alrededor de las 7 de ayer, en un descampado del Sector 5 conocido como cancha de Rivero, al este de la localidad fronteriza y a unos 150 metros de la quebrada internacional.
Apenas conocido el hecho, el fiscal penal Armando Cazón, con jurisdicción en Salvador Mazza, ordenó que la División Criminalística se hiciera presente en el lugar como así también el médico legal y los bomberos de la Policía de la Provincia, para proceder al levantamiento del cadáver, y que tome intervención la Brigada de Investigaciones de Tartagal.
Cerca del mediodía de ayer el agente fiscal Cazón explicó: "Hasta el momento todo indica que el caso estaría resuelto pero no se descarta ninguna otra hipótesis".
En principio y según el trabajo que hizo la Brigada de Investigaciones en el lugar, "la víctima habría estado reunido con otros hombres, tomando alcohol y consumiendo algún tipo de sustancias".
Al parecer, "la agresión que terminó con la vida de esta persona se inició con una discusión entre ellos que finalizó cuando uno de los hombres golpeó reiteradamente a Solís con una piedra. Pero todo seguirá siendo materia de investigación porque tampoco se descartan algunas otras hipótesis, tomando en cuenta el lugar donde se produjeron los hechos" explicó Cazón, en referencia a que el cuerpo fue encontrado a unos 150 m de la quebrada internacional que separa Argentina y Bolivia.

Otras versiones

Al ser interrogados por los investigadores, algunos vecinos del Sector 5 -un paso inhabilitado entre Argentina y Bolivia pero utilizado asiduamente por bagayeros, pasadores y contrabandistas- habían asegurado que vieron al hombre llegar corriendo hasta la quebrada internacional, ingresando desde el lado boliviano, mientras era perseguido por varios otros que lograron darle alcance en un predio conocido como cancha de Rivero, donde fue asesinado.
Sin embargo, esa versión quedó prácticamente descartada con la detención de los cuatro sujetos.
La hipótesis más sólida de los investigadores es que eran seis los sujetos -entre ellos la víctima y un hombre que aún se encuentra prófugo y que es intensamente buscado por la Policía- que estaban en el lugar desde hacía varias horas, consumiendo alcohol y otras sustancias.
Alrededor de las 4 y después de una fuerte discusión que duró varios minutos, se produjo el ataque a Solís, quien murió por las gravísimas lesiones provocadas por una piedra con la que el agresor le destrozó el rostro y el cráneo.
Los detenidos son dos mayores de edad identificados como Dante Zigarán (de 19 años) y Santos Colodro (de 24), ambos con doble nacionalidad. Los otros dos arrestados por los efectivos son menores de nacionalidad boliviana.
En tanto, el quinto hombre, quien se encuentra prófugo y cuya identidad no trascendió, también tendría doble nacionalidad.

Los vecinos piden seguridad

El denominado Sector 5, en la localidad de Profesor Salvador Mazza, así como la mayoría de los pasos no habilitados entre Argentina y Bolivia son utilizados por los pasadores en forma diaria para ingresar mercadería de contrabando, aunque la actividad se intensifica en horas de la noche.
Los patrullajes por parte de efectivos del Escuadrón 61 Pocitos de Gendarmería Nacional son permanentes, pero los pasadores se las ingenian para burlarlos, en especial en la oscuridad de la noche.
Años atrás y después de varios hechos de violencia que se produjeron en esa zona que lleva directamente hacia la quebrada internacional y conecta con la localidad boliviana de Yacuiba, la fuerza federal había habilitado un control fijo que fue levantado en marzo de este año, semanas después de la visita que realizó a la zona la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
Varios vecinos residentes en el Sector 5, luego del hallazgo del cuerpo de Lorgio Solís, pidieron ayer “que otra vez se abra ese control, porque es una zona peligrosa; la mayoría de los que vivimos aquí somos gente de trabajo, más allá de la mala fama que tenga este barrio y todos los que colindan con la quebrada internacional”, expresaron.
Los vecinos lamentaron la decisión nacional y dijeron que la zona era más tranquila y segura cuando estaban en la zona los gendarmes.

.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 1 mes

Y ësta Ministro de Seguridad habla de lucha contra el Narcotráfico, qué LUCHA????????, saca un control muy importante en esa zona caliente, qué le PAsaaaa?, BLÁ, BLÁ, BLÁ, no hacen NADAAAA!!!!!!!!, es todo lo mismo y quizás PEOR!!!!!


Se está leyendo ahora