Entre miles, pocos estudiantes alcanzan logros especiales por su gran esfuerzo. Los cuatro hermanos Dib Chagra que estudian en el colegio Belgrano son algunos de ellos porque desde el prejardín no faltaron ni un día a clase, tampoco llegaron tarde. Nahuel, de 17 años, acaba de terminar la secundaria; Martín, de 16, pasó a quinto año; Ian, de 9, a quinto grado, y Marina, de apenas 6, a segundo.
Adrián Dib Chagra, el orgulloso papá, contó además que Nahuel terminó la primaria como escolta de la bandera argentina y desde sexto grado hasta quinto de la secundaria recibió el premio al mejor promedio de su curso. Durante 2015 portó la bandera argentina prácticamente todo el año.
Nahuel egresó también de un instituto de inglés con el premio al mejor graduado, que anualmente se da a dos alumnos del último curso. "Jamás faltó a clases desde que ingresó al colegio, en prejardín, es decir, completó 14 años seguidos sin una llegada tarde", recordó el padre.
Por su mérito académico, el chico ganó la beca Priune (Programa de Integración Universidad- Escuela Secundaria) que le permitirá continuar sus estudios superiores en la Universidad Católica Argentina. Ingresará a las carreras de Contador Público y Licenciatura en Administración.
Martín, si bien no suele recibir premios por rendimiento académico, su promedio es superior a 8 y tampoco faltó nunca al colegio en los 13 años que lleva. Es el habilidoso de la familia porque juega muy bien al fútbol y al básquet. Ganó un torneo de este último deporte durante el ciclo lectivo, representando al colegio.
Los más chicos
Ian fue escolta de la bandera argentina al terminar tercer grado (la escuela tiene abanderados en este nivel, en séptimo grado y en quinto del secundario), y tanto en el colegio como en el instituto de inglés suele recibir diplomas por mérito académico.
Ian es el fanático de la Play y de la TV. Aunque practica natación, su vocación anda muy cerca de todo aquello que consista en armar y desarmar cosas, al punto que se hizo inscribir en un curso de robótica que comenzará en marzo del próximo año.
Marina es candidata a recibir su primer diploma por desempeño académico, dadas las calificaciones con las que terminó el primero. Al igual que sus tres hermanos varones, nunca faltó ni llegó tarde a clases en el prejardín, jardín y en primer grado. La niña además estudia piano y va a una escuela de arte, donde hace pintura. Cuando sea "grande" dice que quiere ser pintora. También escribe cuentos, hace natación y juega al fútbol y al básquet.
De acuerdo a Adrián, el papá, los dos chicos mayores no se pierden reuniones, bailes o partidos de fútbol con amigos. "Mi esposa y yo fuimos medalla de oro de la Facultad de Económicas de la UNSa, lo que nos permite predicar con el ejemplo", destacó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ramiro Mena
ramiro Mena · Hace 11 meses

felicidades buen ejemplo. soy de cafayate y tengo cuatro hijos la mayor de 18 q cursa el ultimo año es la abanderada con prmedio 9.40. la de 16 y 15 años con el 1er promedio de sus cursos y el de 7 años con 1er promedio de nivel primario. y las tres fueron abanderadas de la primaria.esto es muy buen ejemplo para ellos gracias por publicar sobre esto.

Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 11 meses

SE PREDICA CON EL EJEMPLO. MIL FELECITACIONES!!

Adrian Baras
Adrian Baras · Hace 11 meses

felicitaciones!

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

¡¡¡¡¡ F E L I C I T A C I O N E S !!!!!.


Se está leyendo ahora