Una dieta equilibrada es la misma para las personas de cualquier tamaño, pero las personas obesas podrían tener un mayor desafío al intentar hacer una dieta. Las influencias de los medios de comunicación y de los campos de la salud a menudo provocan, erróneamente, una estigmatización negativa de las personas obesas que llevan a una mayor presión para bajar de peso.
El peso corporal es el resultado de las calorías consumidas y las calorías quemadas. Si las calorías consumidas son mayores que las calorías usadas, el exceso de calorías se convierte en grasa. Las células de grasa en el cuerpo crecen en número y tamaño, a medida que el exceso de calorías se consume.
Durante los períodos de pérdida de peso las células grasas disminuyen de tamaño, pero no disminuyen en número. Por esta razón, el mantenimiento de la pérdida de peso es a menudo un reto para las personas que alguna vez tuvieron sobrepeso.
La actividad física es vital para aumentar el metabolismo y el mantenimiento del peso.
Dieta equilibrada
La USDA o el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha definido 5 grupos de alimentos como un esquema útil para cualquier persona obesa que desee mantener una dieta saludable.
Los grupos de alimentos son granos, verduras, frutas, lácteos, y carne y los frijoles y las porciones por día se basan en las necesidades calóricas. Comer una variedad de cada grupo de alimentos es necesario para prevenir las deficiencias de nutrientes.
La USDA también recomienda un mínimo de 30 minutos de actividad física por día como parte de un estilo de vida equilibrado.
Conteo de calorías
La Asociación de Diabetes de Estados Unidos describe cada grupo de alimentos por la cantidad promedio de calorías por comida. Esta dieta fue creada para los diabéticos, pero es útil para cualquier persona que desee contar las calorías. Una porción de granos equivale a una rebanada de pan o media taza de pasta o cereal y tiene alrededor de 100 calorías. Una porción de verduras sin almidón, como las zanahorias o el brócoli, tiene entre 15-30 calorías. Una porción de frutas y de vegetales con almidón equivale a una media taza, y tiene alrededor de 60 a 80 calorías por porción. Una porción de carne baja en grasa equivale a una pieza de 56,7 o 85,05 g y tiene alrededor de 200 calorías. Una porción de productos lácteos equivale a una taza de leche baja en grasa o 56,7 g de queso bajo en grasa, y tiene aproximadamente 100 calorías. Es más preciso leer las etiquetas de los alimentos que confiar en las generalizaciones.
Especulación
La obesidad no es una medida de un estilo de vida saludable. De hecho, las personas obesas están mal estigmatizadas como poco saludables. Los factores contribuyentes más importantes para la buena salud es la actividad física y la ingesta de una dieta saludable alta en frutas, verduras y granos enteros. La felicidad y la realización personal son sentimientos personales y no deben ser determinados con base en el tamaño del cuerpo.
"En Jujuy se come ardoroso. Los picantes de la Puna son variados y gustosos. Por una lado, ají y cebolla fritos en grasa; por otro, carne de lo que sea: pollo, conejo, charqui, chalona, panza, llama, etc. Con esas carnes se hacen los 'picantes', que son platos clásicos de la cocina de la región. Para colorearlos y a la vez darles el picor, se usan semillas de achiote, como en México. A diferencia de las salteñas, las empanadas jujeñas tienen papa y a veces arvejas. Es una cocina con grandes variedades de maíz y de zapallo. De tubérculos como el chuño, la oca, el ulluco o la batata. También se usa al maní, la quinoa, la kiwicha, porotos, ají y hasta coca. Una comida que se sirve para la Pachamama, es la calapurca, una sopa-guiso de carne, maíz, verduras y condimentos varios. En el campo se la mantiene caliente con piedras chatas que se han puesto previamente en las brasas", dijo.
Mucho para ver
La oferta se hace en la Estación y aparte de gastronomía, encontraremos brujos "kallawallas" y otros oficios de feria. Y hay que mencionar a las bebidas. Una singular es el cingani, aguardiente de uvas típico del sur de Bolivia. De ahí vienen vinos recios que se hallan en las carpas. Y tinajas enormes en camas de paja, tallados de cucharas de madera de todo tipo y especias que terminan de cerrar la propuesta para nuestras cocinas. De paso, hay espectáculos que amenizarán nuestro paseo culinario entre esas variedades únicas. Desde donde, sin dudas, volveremos más enriquecidos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Carlos Federico Flores
Carlos Federico Flores · Hace 12 meses

Siguen con el mito de las calorías y las grasas. Recomiendo los documentales Forks Over Knives https://www.youtube.com/watch?v=7Xf9q64OY1Y y Food Inc https://www.youtube.com/watch?v=Ifdu18G0PS8. Mientras en planeta no se de cuenta de que no es tanto las calorías y las grasas, sinó la carne y los azúcares refinados, la epidemia de obesidad va a seguir avanzando, con un costo de salud cada vez mas alto y un costo ecológico que ya el planeta no puede afrontar.


Se está leyendo ahora