La biblioteca del cuerpo de Policía Infantil de El Naranjo cumplió un año de vida el mes pasado y los responsables decidieron festejarlo. La iniciativa es fruto del esfuerzo del cuerpo junto al grupo de padres que vienen trabajando desde el inicio del proyecto.
La nueva biblioteca da respuesta así a la necesidad de vida cultural y social de El Naranjo, paraje ubicado a 18 kilómetros de Rosario de la Frontera.
"Desde hace un tiempo se apunta como necesario un cambio de orientación de las bibliotecas públicas hacia un nuevo modelo que dé respuestas a las nuevas demandas sociales de información y de conocimiento, un modelo de biblioteca pública integrada a su comunidad y al servicio de ella", manifestó a El Tribuno la agente Marilí González, responsable del cuerpo infantil de El Naranjo y una de las visionarias en la conformación de la biblioteca.
Para desarrollar este nuevo modelo de biblioteca pública, González precisó que fue necesario iniciar su apertura junto a la integración en su comunidad, y llegar a conocer, no solo las necesidades de información y cultura de los ciudadanos de El Naranjo a los que ha de servir, sino también sus hábitos, actitudes ante las nuevas tecnologías y la imagen que estos tienen de la biblioteca.
"La biblioteca pública no puede continuar instalada únicamente en un mundo literario y de ficción, alejada de los problemas y acontecimientos que importan a su comunidad y debe recuperar el espacio que le corresponde como servicio público, constituyéndose como un agente de desarrollo y de transformación social, cultural y económica. En definitiva, como un servicio público básico para todos los ciudadanos", expresó la policía.

Iniciativa

Cabe recordar que la iniciativa correspondió a los responsables del Cuerpo, a González y al instructor Raúl Arias, junto a los operadores comunitarios agente David Argañaraz y Patricio Navarro, que contaron con el apoyo y acompañamiento de la comisaría 31 de Rosario de la Frontera, padres de los niños y la propia comunidad naranjeña.
"Es un orgullo que la pequeña localidad de El Naranjo cuente con una significativa biblioteca que estará destinada en especial al alumnado local y a toda la comunidad", manifestó Marilí González.
Asimismo, dijo que "desde principios del 2015 vinimos trabajando en la formación de esta biblioteca y hoy, a un año de aquella epopeya, es para nosotros una verdadera satisfacción verla funcionando".
Entre los proyectos, González comento que "se dictan clases de folclore, guitarra, trabajamos en red con los profesores de educación física de la escuela, la iglesia y otras instituciones, con relación a la educación y formación de los niños".
En cuanto al Cuerpo de Policía Infantil dijo que "está constituida por 20 alumnos, entre varones y mujeres. El Naranjo tiene una población de 300 habitantes, por ello el número de alumnos. Funciona de 17 a 19 en un local cedido por la señora Lía Rivella", explicó González y agradeció a todos los que colaboran con la joven biblioteca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora