Miel de caña, caramelos, pero también los exquisitas -y casi desconocidas- chancacas y jaleas; productos libres de agroquímicos como choclos, mandiocas y ancos, se pueden conseguir en la feria.
Cabe explicar que anco se denomina en el norte a un zapallo que, precisamente por ser libre de agroquímicos, mantiene el tamaño original que le da la naturaleza y ninguno supera el kilo, pero poseen un sabor y un color intensos y son muy requeridos por los pobladores del norte salteño y son parte de la producción de las comunidades guaraníticas del costado de la ruta 34.
Además hay pastas frescas elaboradas por pequeños emprendedores locales, pero también ropa de trabajo, guardapolvos y delantales que se fabrican en Textil Tartagal, la primera fábrica conformada por emprendedoras tartagalenses, que está en condiciones de abastecer a toda la región.
Al hablar de región, quienes impulsan el crecimiento de estas iniciativas productivas que van desde productos de la tierra y otros alimentos hasta ropa de trabajo, se refieren también a las localidades del sur de Bolivia como Yacuiba, San José de Pocitos y Villamontes y lo sintetizan en una frase: "Si logramos vender el primer delantal en ese importante mercado, habremos tocado el cielo con las manos".
Compre lo local
A mitad de semana, en Tartagal se realizó una primera reunión entre el centro de emprendedores regionales, en la que estuvo presente el director de Comercio Interior, Juan Pablo Orb, y el coordinador de Centros Emprendedores Regionales de Salta, Jesús Díaz Sosa, y a la que se sumaron funcionarios municipales del área de la Producción.
En ese encuentro se fijaron algunas líneas de trabajo. Más tarde, en un recorrido por supermercados de la zona para conocer qué presencia tienen los productos elaborados y fabricados en la provincia de Salta, la sorpresa fue grande.
"En la mayoría de los supermercados, mercaditos o almacenes no había vinos salteños; casi todos era de Mendoza, de San Juan y hasta chilenos, pero de Salta, muy pocos", graficó el secretario de Gobierno de Tartagal, Franco Hernández Berni.
De hecho, los otros productos salteños -como dulces, mermeladas, pastas frescas- o no se encontraban en las góndolas o, si estaban, eran un paquete más compitiendo con marcas nacionales.
Ese detalle disparó una serie de iniciativas que comenzarán a implementarse a partir de esta semana y que consistirán en avisos institucionales en los medios de comunicación, cartelería en los supermercados y comercios de venta de comestibles a los que se sumará el pedido a los comerciantes para que, en lugares estratégicos de cada local, ubiquen góndolas con productos salteños, diferenciados del resto.
"También vamos a poder"
El jueves anterior, en Yacuiba, el alcalde de esa ciudad Ramiro Vallejos lanzó el primer gran descacharrado del año, una experiencia que desde Tartagal llevó el intendente Sergio Leavy y que se replicó exitosamente en Yacuiba y en todo San Martín y Orán.
Para Tartagal fue fundamental que Yacuiba siguiera los lineamientos del trabajo contra las enfermedades que transmite el Aedes aegypti.
"El alcalde Vallejos es un profesional de una gran visión y como Sergio Leavy, están convencidos de que todo lo que se encare tiene que tener primero un impacto regional. En temas de salud, para nosotros es fundamental que Yacuiba se sume a estos programas de descacharrado porque sabemos que los casos de dengue y chikungunya se originaban en esa ciudad y terminaban afectando a pacientes de todo San Martín", explicó Hernández Berni.
Y haber sacado esta experiencia fuera de las fronteras abre otras perspectivas. "Si pudimos conseguir esas acciones referidas a la salud, algo similar podremos hacer en relación con los productos que se fabrican en San Martín. Nuestra mirada está puesta en las localidades del sur de Bolivia porque tenemos una fábrica de ropa textil de primer nivel, que tiene capacidad para abastecer a ese gran mercado con ropa de trabajo, uniformes y delantales a un precio que nos beneficiará a todos", dijo el funcionario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora