Vino a la provincia a dar una charla en una diplomatura en gestión pública que lleva adelante la ACEP Salta. Durante una larga charla mantuvo cautivo a los ocasionales alumnos describiendo el panorama social del país. En diálogo con El Tribuno, Daniel Arroyo se mostró preocupado con el 32% de pobres que hay en el país y pidió declarar la emergencia alimentaria. El exfuncionario nacional también señaló que las inversiones que promete el Gobierno no servirán para disminuir la tasa de desocupación existente. "Hacen falta trabajos de pico y pala", señaló. Al tiempo que pidió reinventar la educación para superar la penosa cifra de que la mitad de los jóvenes no termina la secundaria.
¿Qué análisis hace de los nueve meses de gobierno de Macri?
Pienso que le faltó conocimiento de la situación de todas las argentinas. Hay cuatro argentinas: una Argentina de los pobres, que no tiene lo mínimo y tiene planes sociales; hay una Argentina vulnerable que hace changas y tiene trabajo informal; hay una Argentina de la clase media que tiene trabajo formal y hay una Argentina de la clase alta. Me parece que a las dos Argentinas de abajo no las interpretó bien. Hacer ajuste fuerte, parar la economía, parar la construcción y la industria textil es que un tercio de los argentinos se vayan a la banquina.
¿Cómo ve la situación social del país?
Creo que la situación social se complicó en la Argentina. La aceleración de la inflación fue uno de los problemas que se dio. Nosotros tenemos un tercio de la población con trabajo informal en el país y gran parte de ese sector se complicó cuando se paró la construcción y la industria textil. Entonces ahí se dio el aumento de gente en los comedores comunitarios.
Usted plantea que cuando se pierde el trabajo se da una implosión social...
Pese a que hay tensión social, hay una implosión social. Esto ocurre cuando el hombre que perdió el trabajo llega a su casa y se pelea con su mujer y sus hijos.
También plantea que las grandes inversiones que se prometen no generarán las fuentes de trabajo que se necesitan...
Esto le sirve a sectores de alta rentabilidad. Le sirve al Estado y le sirve al Gobierno para tener recursos, pero acá hay que mover las obras de infraestructura, hay que mover el comercio, hay que desarrollar el mercado interno y hay que generar expansión económica.
La idea de que ajustamos la economía y las inversiones derraman al empleo es una idea equivocada. El tipo de actividad que hay que generar en la Argentina no es el que viene con las inversiones.
¿Qué relación hace del costo de la canasta básica y el crecimiento de la pobreza?
La nueva canasta muestra que el Indec está funcionando mejor. Ha tomado una canasta para cuatro personas de 12.489 pesos. Si una familia no gana eso es pobre y también tomaron una canasta de indigencia, que es lo mínimo, de lo mínimo, que se ubica en 5.100 pesos. Estas cifras nos permiten marcar una pobreza cercana al 32%, que es lo que está marcando la UCA. Lo que tenemos ahora es un fenómeno de tipos de pobres. Tenemos dos tipos de pobres en Argentina: una pobreza estructural, del que es pobre, sus padres fueron pobres y sus abuelos fueron pobres. Vienen de una pobreza larga, que tiene problemas de vivienda, que no tiene los servicios básicos. A esos se agregan los nuevos pobres, la gente que perdió changas, perdió ingresos. Esa gente que antes hacía changas 5 veces por semana y ahora hace 3. O trabajaba 8 horas y ahora solo seis. Y se fue empobreciendo por la pérdida de ingresos.
¿Cómo ve la política social del gobierno?
El gobierno hizo dos cosas: por un lado extendió la política social, extendió la asignación universal a los monotributistas, hizo la devolución del IVA del 15% a la canasta básica de alimentos y subió el seguro de desempleo. Con eso hizo una compensación pequeña frente al gran problema. Tenemos un parate muy fuerte en la economía frente a la pérdida de ingreso. Pierde ingreso el que tiene un trabajo formal, porque la paritaria estuvo abajo de la inflación, pierde ingreso el cuentapropista o el que hace changas, pierden ingresos los que tienen planes sociales. El Gobierno buscó compensar, pero la compensación fue pequeña. Este gobierno tiene política social, pero el desfase frente a la pérdida de ingreso fue grande.
¿Cómo se tendría que actuar en este escenario desfavorable?
Hay que hacer cosas en el corto y mediano plazo. Ya hay que declarar la emergencia alimentaria y volcar dinero para los comedores comunitarios. En el corto plazo hay que poner en marcha obras pequeñas. Si uno hace 2.800 kilómetros de ruta en Argentina es bueno para integrar el país, pero ningún pibe que no haya terminado el secundario va a encontrar trabajo ahí. Hace falta vereda, cordón cuneta, vivienda social, núcleo húmedo, mucha obra de pico y pala. Eso hay que encararlo ya. Después hay que tomar en serio el tema del crédito, ya que todo el mundo está sobreendeudado, está tomando créditos al 100 o 120% anual en el prestamista del barrio, en la financiera de la esquina. Hay que armar un gran sistema de crédito, a tasa bajas, para máquinas y herramientas, para el gasista, el plomero, para la señora que cose ropa en su casa. Hay que generar el derecho al primer empleo, que una empresa que tome un joven tenga una deducción impositiva. Hay un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan. También hay que hacer un empalme entre planes sociales y trabajo. El que tenga un plan social que pueda tener un trabajo en blanco y mantener el plan. Todo eso empezaría a mover la actividad económica.
En Salta tenemos el problema de la desnutrición y en el último tiempo se dieron casos fatales.
Entiendo que Salta hizo un esfuerzo con Conin y con (Abel) Albino y creó el Ministerio de la Primera Infancia. Creo que la situación en el noroeste es crítica y la situación social se complicó. El norte del país requiere fondos especiales. Ojalá que el Plan Belgrano esté a la altura del problema. Me parece también que el gran desafío tiene que ver con llegar con los dispositivos de salud en tiempo real a la gente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


francisco pisana
francisco pisana · Hace 2 meses

SUENA LINDO EL TITULO ...PREGUNTALE A URTUBEY SI ESTA PREOCUPADO POR EL HAMBRE EN LA PROVINCIA,,,,LO MISMO A OTROS GOBERNADORES DEL PJ QUE ESTÁN HACE SIGLOS GOBERNANDO,,,,,APRENDIS DE PERONISTA


Se está leyendo ahora