El Gobierno modificó ayer el Presupuesto Nacional de este año para destinar más de 11.500 millones de pesos a subsidios para la energía, tras la decisión de la Corte Suprema de suspender el aumento en las tarifas de gas para usuarios residenciales.
Así quedó establecido a partir de una Decisión Administrativa publicada ayer lunes en el Boletín Oficial, con las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña; del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay y del de Energía y Minería, Juan José Aranguren.
Por medio de ese texto, el Poder Ejecutivo recortó -entre otras partidas- más de 10.600 millones de pesos que habían sido destinados este año a la empresa estatal Energía Argentina Sociedad Anónima (Enarsa).
Según la Casa Rosada, esta modificación se realiza para efectuar "transferencias a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (Cammesa).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora