Hace apenas dos o tres años, de 10 consultas recibidas por la Secretaría de Adicciones de la Provincia 2 eran de mujeres. Hoy, la relación es casi 5 y 5. "Es un aumento significativo", dijo a El Tribuno Rodrigo Albornoz, a cargo de la Dirección General de Asistencia de la Secretaría de Adicciones dependiente del Ministerio de Salud Pública, quien explicó que las mujeres que demandan la consulta "son un capítulo aparte" y tienen diferentes características que los hombres consumidores, sobre todo en frecuencia, cantidad, modalidad. Muchas tienen hijos, lo que las coloca en situaciones claramente diferentes.
Las modalidades de consumo van adoptando nuevas características y "es necesario estar a la altura de esos cambios", consignó el funcionario, quien adelantó que uno de los objetivos fundamentales del área para 2016 es la posibilidad de ampliar la oferta de servicios para los usuarios. Entre esas nuevas características mencionó, a la par del crecimiento del número de mujeres, la edad de inicio en el consumo; el tipo de sustancia consumida y la estructura de tratamiento para el abordaje de los casos.
El inicio de consumo de sustancias, según se puede generalizar a partir de las estadísticas del Centro de Consulta y Orientación, es entre 14 y 15 años entre varones y de 16 y 17 en las mujeres. La mayoría de los pacientes tiene como características que abandonó sus estudios secundarios entre el octavo y noveno año. "Claro que fuera de la consulta recibida en la Secretaría se sabe que hay casos de chicos de menor edad en contacto con sustancias, generalmente alcohol", describió Albornoz.
La Secretaría de Adicciones tiene dos instituciones: programa Puente y el Centro de Integración y Tratamiento Cedyt (ex-Cepris), además de convenios con Betania, María Reina y la Fundación Revivir. También tiene convenios en Orán, Tartagal, General Güemes y Cafayate, de distinta complejidad. El Centro de Consulta y Orientación es la puerta de acceso al sistema asistencial. Desde allí se hace una derivación, en caso de que corresponda, a los dispositivos de la Secretaría o a alguna de las instituciones con convenio. "No es lo mismo una persona que consume que una persona que tiene una adicción. Los profesionales podemos determinar si esa persona es un usuario, un abusador o un dependiente", detalló Albornoz. Incluso hay personas que podrían necesitar una desintoxicación y los dispositivos de tratamiento de la Secretaría no están acondicionados para eso. "La desintoxicación -explicó- es una instancia de abordaje médico que todavía se hace en el hospital. La ley de salud mental contempla la desaparición, hasta el 2020, de las instituciones monovalentes, es decir aquellas que atienden una sola patología (por ejemplo el Hospital Ragone). La ley dice que todos los hospitales deben atender la salud mental".
Respecto de la relación que tiene la Secretaría con las Madres del Paco, Albornoz recordó que el año pasado se realizaron actividades de prevención en escuelas y con referentes barriales en la zona sudeste. "Cuando alguna mamá tiene problemas con sus hijos nos ponemos en contacto, nos comunicamos y agilizamos la posibilidad de que la persona acceda a la consulta lo antes posible", dijo el funcionario.

El teléfono, los horarios
El Centro de Consulta y Orientación de la Secretaría de Adicciones de la Provincia atiende de 8 a 17, de lunes a viernes.
El teléfono es 431-8400, número en el que se pueden realizar consultas en los mismos días y horarios.
Es a partir de esa consulta que los profesionales disponen el destino de los pacientes con problemas de adicciones.
Sustancias y consumo
La mayor parte de la población que demanda tratamiento es adicta a la pasta base (de cocaína). Pero no hay una persona que consuma una sola sustancia. La característica general, en un 63 o 68 de los casos, es que hay policonsumo de sustancias. Lo más común es combinar pasta base y alcohol.
Además de los 30 pacientes hombres y mujeres que la Secretaría de Adicciones tiene en Puente y Cedyt, durante 2015 hizo 418 derivaciones para tratamientos ambulatorios en tres centros: a Betania fueron 238 personas con adicción; a María Reina, 89 y a Revivir 91.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


pablo cassara
pablo cassara · Hace 10 meses

así como critico tiro una posible solución: QUE EL CONSUMO SEA PENADO , QUE LOS CENTROS DE REHABILITACIÓN TENGAN UNA CAPACIDAD PARA MAS DE 200 ADICTOS DIVIDIDOS EN PABELLONES QUE CADA PABELLÓN TENGA SU MEDICO. SU PSICÓLOGO, Y UN GUIA DE GRUPO, QUE QUIERE DECIR ESTO?? UN ADICTO RECUPERADO QUE PUEDA CONTENERLOS. DONDE SE REALICEN TAREAS FÍSICAS COMO AGRÍCOLAS, INSERTARLOS EN LO EDUCATIVO

pablo cassara
pablo cassara · Hace 10 meses

TRIBUNO ANDA A VILLA JUANITA Y VAS A VER DE VERDAD QUE HACE LA DROGA A LOS CHICOS. YYYY LA FALTA DE SOLUCION QUE DA EL GOBIERNO. otra cosa porque los centros de rehabilitacion hacen tres consultas psicologicas para que el adicto pueda ingresar a algun centro????? que no son tan inteligentes de fijarse que el adicto no tiene esa voluntad de aguantar una abstinencia durante una semana.????????


Se está leyendo ahora