En los últimos 10 años el movimiento político denominado de la diversidad sexual en Argentina y en la provincia logró importantes conquistas legales y simbólicas en la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Estos actores sociales introdujeron nuevas nociones de ciudadanía al politizar aspectos tradicionalmente considerados íntimos y denunciaron la existencia de un déficit democrático y profundas desigualdades al interpelar la hegemonía heterosexista a nivel político y social en nuestra sociedad. Todos estos cambios legales y los debates públicos que se generaron abrieron una creciente visibilización de gays, lesbianas, bisexuales y personas trans en la sociedad cobrando así, por primera vez, importancia una gran cantidad de demandas y necesidades de esta población tradicionalmente desatendida en las políticas públicas. Esta situación plantea una nueva agenda de trabajo que exige primero, a las autoridades y funcionarios, formarse a efectos de incrementar la deconstrucción de las fuertes naturalizaciones y prejuicios sociales aún hegemónicos en nuestra sociedad. Estos son los que tradicionalmente se plasman al momento de pensar políticas públicas y reflexionar sobre los problemas de la desigualdad. Tomando las experiencias de otras ciudades del país, un hito importante pero que luego quedó trunco fue la decisión política de crear en el último período de la administración pasada un área específica para el abordaje de políticas activas con perspectivas de diversidad sexual en la Municipalidad de Salta. Hoy ese espacio no existe. El único antecedente dentro del territorio provincial, que funciona con tales características, es el de la Municipalidad de General Güemes.
Nuestras demandas contemplan la creación de un espacio institucional que diseñe, promueva y ejecute políticas públicas respetuosas de los derechos sexuales y reproductivos de la población; garantizar su participación y seguridad en los programas e intervenciones, así como desarrollar en estos un modelo de convivencia libre de violencia, centrado en la gestión y la celebración de la diversidad social y los derechos humanos. El estigma y la discriminación afectan los derechos de la población LGTB de innumerables maneras: exposición a violencia, discriminación, exclusión y pobres abordajes en programas sociales, falta de información y estereotipos que impiden prever intervenciones o servicios amigables, minimización de estas necesidades porque constituye un grupo reducido o desconocimiento sobre las especificidades sociales y culturales imprescindibles para pensar servicios y trabajos de intervención para esta población. Dados los cambios vividos en materia legal y en su correlato social de manera progresiva que se vienen observando, es un buen momento para ir un poco más lejos y tratar de instrumentar una estrategia política que permita abrir caminos en este sentido.
La idea fuerza es promover la difusión de la relación existente entre una perspectiva de derechos económicos y sociales junto a un paradigma antidiscriminatorio en todas las intervenciones y programas diseñados desde los Estados. Esta puede ser la única alternativa para lograr transformar meros derechos ya consagrados legalmente, en una nueva realidad social, consolidando procesos de ciudadanía plena.
Pensar la desigualdad no implica el reconocimiento de meros "derechos culturales", sino que estos marcos regulatorios sociales que marcan la diferencia como algo negativo han producido desigualdades materiales, limitaciones al acceso de bienes simbólicos y servicios, y fuertes injusticias silenciadas bajo el supuesto carácter universal de las intervenciones.
Es hora de romper las barreras culturales que generan las asimetrías de género, de clase, las étnicas y más que imperan en nuestra sociedad. Ello dependerá de las decisiones políticas que se tomen en materia de políticas antidiscriminatorias y de promoción social.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


jorge aguilar
jorge aguilar · Hace 3 meses

deja de hacer politica promoviendo las exhibiciones obcenas de tu sector

jorge aguilar
jorge aguilar · Hace 3 meses

son una minoria y pretenden tener mas derechos que el resto de la poblacion. son un simbolo de la perdida de valores de la sociedad

jorge aguilar
jorge aguilar · Hace 3 meses

representan un sector muy pequeño de la sociedad y pretenden tener mas derechos que la gran mayoria de la poblacion.

miguel papo
miguel papo · Hace 3 meses

QUIEN ES ESTE SR.???


Se está leyendo ahora