En un país absolutamente federal en todos los aspectos, la literatura no está exenta y las grandes editoriales (un mercado cada vez más concentrado) atienden en Buenos Aires. Para cualquier escritor de provincia, por más trayectoria que tenga, siempre y cuando no sea bendecido de antemano, es muy difícil que pueda llegar a publicar. A no ser como le ocurrió a Julio De Vido que encontró un mecenas: Nucleoeléctrica Argentina SA (NASA), una empresa del Estado dedicada al funcionamiento de las centrales nucleares, que decidió apoyarlo en la inquietud literaria. Quién sabe, a lo mejor detrás de ese rostro campechano, se escondía la semilla de un nuevo "boom" literario.
Lo llamativo es que De Vido resultó un escritor caro y Planeta, la editorial en cuestión, facturó la módica suma de $ 1.689.000 por 10.000 ejemplares, que seguramente no contemplaba la reedición. Todo hubiese ido por carriles normales, a no ser que las nuevas autoridades de la empresa, con absoluta razón, ahora no quieren pagar.
El libro se trata de "Néstor y Cristina Kirchner: planificación y federalismo en acción", fue editado el año pasado por Planeta. En su momento para justificar la elección de la editorial explicaron: "Teniendo en cuenta el volumen de producción, la necesidad y la urgencia del pedido, resulta la editorial Planeta la única empresa en el país que presenta la capacidad de llevar adelante el trabajo requerido. Sin dudas que la editorial pensó más en el negocio que en la calidad literaria de la obra.
La gestión actual frenó el pago por los libros y encargó un sumario administrativo para averiguar que había pasado realmente. Por lo pronto, el libro no tuvo mucha demanda en la reciente Feria del Libro y tratando de no herir la fina sensibilidad del cubano José Martí, escritor, ensayista, político y estadista, autor de la frase verdadera, para Julio De Vido: "Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro es fácil". Lo difícil es criar el hijo, regar el árbol, y que al guien lea el libro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora